20 de junio de 2012

Empresas.- El uso de 'Rupatadina' (Grupo Uriach) para la rinitis alérgica es recomendable en menores de 12 años

MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El uso de 'Rupatadina' del Grupo Uriach para el tratamiento de la rinitis alergica persistente puede ser "muy prometedor" por su inicio de acción rápido, su eficacia y seguridad en niños de 6 a 11 años, ha señalado el director de Investigación en Alergología e Investigación Clínica de la Universidad de Cape Town en Sudáfrica, Paul Potter.

Estas declaraciones han sido realizadas durante el simposio 'Fenotipos de las enfermedades alérgicas en adultos y niños', patrocinado por Grupo Uriach, dentro del Congreso de la 'European Academy of Allergy and Clinical Immunology (EAACI), celebrado en Ginebra (Suiza).

Los expertos reunidos examinaron el papel de los nuevos antihistaminicos disponibles para el tratamiento de la rinitis alergica en niños e hicieron hincapié en los peligros del uso de los antihistaminicos de vieja generación en estos pacientes.

Así, Potter ha enumerado cuatro de los nuevos antihistaminicos disponibles para niños: 'Levocetirizina', 'Desloratadina', 'Fexofenadina' y 'Rupatadina' y ha reconocido que no hay estudios publicados para ninguno de estos cuatro farmacos para rinitis alérgica intermitente en niños y que solo Rupatadina y Levocetirizina se han estudiado para esta patología en su vertiente persistente.

Por su parte, el profesor asociado de Otorrinolaringologia en la Universidad de Leuven (Bélgica), el doctor Peter Hellings, ha destacado la necesidad de un diagnostico preciso, ya que uno incorrecto puede llevar a una rinitis no controlada en un porcentaje significativo de los pacientes.

Por último, la profesora de Dermatología en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Barcelona, la doctora Ana Gimenez-Arnau, ha subrayado la importancia de un mejor conocimiento del fenotipado como herramienta de diagnostico en la urticaria.

Además, ha afirmado que la identificación de los fenotipos clásicos y nuevos de urticaria ayudará a tratar a los pacientes que padecen esta enfermedad. También ha reconocido que se necesita entender mejor los mecanismos genéticos implicados en la aparición de la urticaria para permitir una prevención y un tratamiento más eficaz tanto en niños como en adultos.