Empresas.- Pierre Fabre Oncology organiza una competición entre médicos residentes para aprender a decidir en Oncología

7 de noviembre de 2018

MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

Pierre Fabre Oncology, con el aval científico de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), ha puesto en marcha competición entre los médicos de quinto año de residencia para que aprendan a tomar decisiones en el ámbito de la Oncología.

"Es el momento de mostrar que la oncología de cada día no está toda en los libros", ha comentado el director de Estrategia Clínica y Resultados Oncológicos del Institut Català de Oncología (ICO) y director del Curso R5 'En el umbral de la práctica oncológica', José Ramón Germà.

A esta formación de tres días, que comienza el día 8 de noviembre en Seva (Barcelona), se han inscrito 60 MIR de oncología de hospitales de toda España. Los residentes participan en cuatro equipos (amarillo, verde, azul y rojo), cada uno con un tutor, y tienen que contestar diferentes preguntas sobre casos clínicos inusuales y juzgar puntuando entre sí la calidad de las exposiciones en las controversias.

Se trata de dar respuesta a preguntas a las que los oncólogos se enfrentan en su práctica diaria, como '¿Deben tratarse con quimioterapia+hormona los pacientes con cáncer de próstata metastásica de debut?', o '¿Tratarías a un paciente con PS 3 y con una diana terapéutica clara?'.

"Todos los equipos deben defender el 'sí' en dos controversias y el 'no' en otras dos. El objetivo es crear un programa distendido que extraiga lo mejor de cada participante", ha explicado el doctor Germà.

Además de la competición por equipos, el curso, que se enmarca en el compromiso de Pierre Fabre con la formación en Medicina, cuenta con contenidos relevantes para quienes están a punto de convertirse en oncólogos. Entre ellos, una mesa cuadrada sobre el melanoma maligno.

"Se trata de adquirir un espíritu crítico respecto a las diferentes indicaciones no sólo de los fármacos, sino de las pruebas diagnósticas y de seguimiento más adecuadas para cada paciente. Ese espíritu debe basarse en el beneficio clínico", ha explicado el experto.

Por este curso, que cuenta con la participación como profesores de una decena de oncólogos de siete centros de toda España, han pasado, en los últimos 20 años, alrededor de un millar de profesionales.

Contador