8 de octubre de 2009

Empresas.- 'Lyrica' (Pfizer) reduce a la mitad el dolor de los pacientes con neuralgia del trigémino, según estudio

MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

El tratamiento de las neuralgias del trigémino con pregabalina, comercializado por Pfizer con el nombre de 'Lyrica', reduce hasta en un 50 por ciento el dolor punzante y los síntomas asociados a esta enfermedad, que puede afectar a movimientos cotidianos como hablar, lavarse los dientes o masticar, según un estudio cuyos resultados aparecen publicados en el último número de la revista 'Cephalalgia'.

En concreto, se realizó un seguimiento de 12 semanas a un total de 65 pacientes con neuralgia del trigémino durante la práctica clínica diaria, para evaluar la eficacia del uso de pregabalina como tratamiento en monoterapia o en combinación con otros tratamientos, resultando más eficaz en monoterapia.

Además, se observó que el primer grupo experimentó el efecto terapéutico de pregabalina a las dos semanas del inicio del tratamiento mientras que en el segundo la reducción significativa del dolor no se dio hasta las seis semanas.

La terapia con pregabalina también consiguió mejorar otros síntomas derivados de la enfermedad que sufren estos pacientes como son depresión, ansiedad o alteraciones del sueño. La mejoría de los trastornos de ansiedad y de depresión fue mayor en el grupo de pacientes a los que se les administró pregabalina en monoterapia.

Para la doctora de la Unidad del Dolor del Hospital La Princesa de Madrid y directora de esta investigación, Concepción Pérez, la eficacia mostrada por 'Lyrica' en la práctica clínica diaria es de gran relevancia ya que, "hasta ahora, el tratamiento de la neuralgia del trigémino se basaba en medicamentos anticonvulsivantes asociados a muchos efectos secundarios".

La neuralgia del trigémino es una enfermedad poco frecuente, con una prevalencia de 70 casos por cada 100.000 habitantes, que se origina por un daño en el nervio trigémino (nervio craneal V) a veces como consecuencia de la compresión del nervio en algún tramo de su recorrido, el cual se encarga de conducir la información de la sensibilidad de la cara al cerebro y que afecta con mayor frecuencia a personas mayores.