19 de noviembre de 2012

Estudios demuestran la eficacia de tofacitinib (Pfizer) en monoterapia para la artritis reumatoide

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

La eficacia del fármaco tofacitinib de la compañía Pfizer en monoterapia es superior a la de metotrexato solo, con una reducción significativa del daño estructural y los síntomas de la artritis reumatoide, según los resultados del estudio ORAL Start, un ensayo fase III que se encuentra actualmente en marcha, de dos años de seguimiento, presentado el 'American College of Rheumatology' (ACR, por sus siglas en inglés), celebrado en Washington.

Por otro lado, los datos de estudios de extensión a largo plazo presentados durante el encuentro confirman la seguridad y eficacia de tofacitinib después de cuatro años de tratamiento. Además, en el ensayo con pacientes con artrosis reumatoide con una respuesta inadecuada a uno o dos tratamientos previos con inhibidores del TNF, tofacitinib ha demostrado su eficacia en la reducción de los síntomas y la mejora de la capacidad funcional. Esta respuesta se mantuvo durante 24 meses.

"Tofacitinib ya ha demostrado ser eficaz y seguro en pacientes con artrosis reumatoide con una respuesta inadecuada a los inhibidores de TNF durante un periodo de seis meses", ha insistido el jefe médico de la Unidad de Atención Especializada de Pfizer en España, Filip Surmont.

Dicho esto, ha señalado que los nuevos datos, a partir de los análisis de tofacitinib en pacientes con respuesta inadecuada a los inhibidores de TNF, "proporcionan datos adicionales a corto plazo para tofacitinib, pero fundamentalmente evidencias de su eficacia a largo plazo hasta dos años en esta importante población de pacientes de difícil de tratamiento", ha señalado.

Hasta un tercio de los pacientes no responden adecuadamente al tratamiento y aproximadamente la mitad deja de hacerlo a alguno de tipo modificador de la enfermedad en cinco años. "Aunque hoy en día hay muchos tratamientos para la artritis reumatoide que han demostrado ser efectivos y bien tolerados, un número importante de pacientes no responden adecuadamente o dejan de hacerlo con el paso del tiempo", ha incidido, por su parte, el jefe del Servicio de Reumatología del Hospital Clínico de Santiago, el doctor Juan Gómez-Reino.

Por tanto, este experto ha subrayado la "necesidad real" de que aparezcan nuevos tratamientos que puedan mejorar las manifestaciones de la enfermedad e inhibir la progresión estructural de la artritis reumatoide.

Recientemente la Agencia Estadounidense del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) ha dado su aprobación como tratamiento en segunda línea para la artritis reumatoide activa de moderada a severa, lo que significa que no sería necesario el tratamiento con un biológico antes de utilizarlo.