20 de junio de 2012

Dos estudios prueban la eficacia a largo plazo de 'Humira' (Abbott) frente a la artritis reumatoide

MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

Dos estudios abiertos de larga duración han demostrado que el uso de adalimumab, comercializado por Abbott como 'Humira', resulta beneficioso como tratamiento de artritis reumatoide de moderada a grave durante al menos 10 años, según los datos presentados en el último congreso EULAR celebrado en Berlín (Alemania).

Los estudios, conocidos como DE019 y DE020, sirvieron para evaluar las mejorías de los signos y síntomas de la enfermedad, como dolor, tumefacción y rigidez articular, además de la función física y la consecución de la remisión clínica en los pacientes.

Después de hasta 10 años de tratamiento, los pacientes siguieron mostrando mejorías en la actividad de la enfermedad, ya que más de la mitad de los pacientes que continuaron el tratamiento (59,6% y 57,2%, respectivamente) presentaron buenos datos de remisión clínica, según el índice DAS28 (PCR).

El estudio DE019 también evaluó la capacidad de 'Humira' de inhibir la progresión radiográfica. Los pacientes que completaron los 10 años de tratamiento, y de los que también se disponía de radiografías basales y a los 10 años, mostraron un cambio medio de 2,8 en la puntuación total de Sharp modificada (mTSS), una medida de la inhibición radiológica.

En este estudio, los pacientes tratados inicialmente con 'Humira' más metotrexato (MTX) durante el primer año, mostraron menos progresión radiográfica (medida como el cambio medio en la mTSS) a los 10 años, comparado con los pacientes tratados inicialmente con placebo más MTX. Este resultado estuvo guiado por el cambio en la mTSS durante el ensayo aleatorio controlado de un año.

"Controlar la AR es algo más que tratar los signos y los síntomas, también es inhibir el daño articular y mejorar la función física", explicó Edward Keystone, catedrático de Medicina de la Universidad de Toronto, Canadá, que reconoce que estos resultados "se añaden a las numerosas pruebas que los reumatólogos pueden consultar cuando tratan a sus pacientes con esta enfermedad de efectos irreversibles".