1 de abril de 2019

Empresas.- CooperSurgical crea un dispositivo que elimina los posibles errores en el proceso de reproducción asistida

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

CooperSurgical ha desarrollado un dispositivo tecnológico llamado 'RI Witness' que ayudar reducir al cero por ciento los posibles fallos en el proceso de reproducción asistida y permite la identificación de las muestras del paciente con un código personal único durante el proceso de reproducción asistida.

Se trata de un tipo de sistemas automatizados que utiliza chips de identificación mediante radiofrecuencia (fijados a cada muestra) para evitar posibles confusiones que se pudieran producir durante la asignación de gametos y embriones a las pacientes.

El sistema presenta una serie de ventajas para las clínicas de fertilidad que lo utilizan como, por ejemplo, un ahorro en el tiempo invertido durante el proceso, ya que, con la automatización de este proceso, se podría evitar la doble comprobación de las muestras por parte de los embriólogos, lo que se conoce como "doble testigo".

Además, se podría llegar a reducir hasta la mitad el tiempo necesario para el procedimiento de testificación, en comparación con el testimonio humano, y se conseguiría disminuir el tiempo en el que los gametos y embriones pasan fuera de la incubadora.

"A pesar de que los controles que se realizan en los centros de reproducción asistida son muy estrictos, el error humano es posible. Por ello, el disponer de una tecnología que nos ayude a minimizar este tipo de errores debería ser obligatorio para nuestras clínicas", ha dicho el director de la Clínica Reproducción Bilbao y Profesor Titular de Ginecología y Obstetricia de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), Gorka Barrenetxea.

EVITA ERRORES HUMANOS

Por otro lado, al ayudar a evitar estos posibles errores humanos, se reducen las probabilidades de que las clínicas se vean implicadas en demandas de pacientes afectados. "Este tipo de tecnologías ofrecen el máximo nivel de seguridad tanto a pacientes, que saben que la trazabilidad de sus muestras está garantizada, como a los profesionales, que pueden ofertar el máximo nivel de excelencia evitando cualquier tipo de litigio", ha dicho el doctor.

Al mismo tiempo, con el uso de esta tecnología también se consigue una mayor certeza de que las muestras que han proporcionado a las clínicas son realmente aquellas que han sido implantadas en su cuerpo. En este punto, el ginecólogo y cofundador de clínica Fertty, Miguel Ángel Checa, ha hecho hincapié en la trascendía de estos errores en el paciente.

"Un error de este tipo puede suponer un grave problema para el paciente, pudiendo afectar significativamente en su vida personal, tanto de pareja como individualmente. Confundir dos muestras puede hacer que el embrión implantado no corresponda a los pacientes, produciéndose incluso en algunas ocasiones discordancia de razas entre hijos y progenitores. El error humano podría suponer implantar un embrión en una pareja diferente de los padres biológicos", ha apostillado el experto.

Finalmente, el director general de CooperSurgical España, Juan Jiménez, ha informado de que llevan muchos años trabajando en la investigación y creación de dispositivos que ayuden a cubrir necesidades de pacientes y especialistas.

"Desempeñamos nuestra labor con un alto grado de complejidad en cuanto a tecnología y equipos para facilitar el trabajo de estos especialistas, acortando los tiempos y llevándoles a la excelencia. El sistema 'RI Witness' garantiza cada paso del ciclo de fertilidad dentro del laboratorio. Esto asegura la eficiencia de los profesionales y la tranquilidad de los pacientes, que son nuestro principal foco", ha zanjado Jiménez.