7 de febrero de 2012

Empresas.- Clínica Ginefiv incorpora EmbryoGen, una nueva técnica que mejora los resultados en la fecundación 'in vitro'

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Clínica Ginefiv incorpora EmbryoGen, una innovadora técnica de cultivo que mejora los resultados en la fecundación 'in vitro', ayudando a reducir los abortos de repetición. Este método mejora los resultados de la fecundación 'in vitro' y aumenta las tasas de éxito de implantación del embrión entre un 4 y 5 por ciento.

Este método incluye en el cultivo un componente de estimulación que hace posible que se genere en el laboratorio un embrión con un desarrollo semejante al proceso natural. Con estos embriones transferidos posteriormente al útero, los pacientes con abortos de repetición tienen más posibilidades de que la gestación salga adelante.

"Desde la punción ovárica a la transferencia embrionaria, el embrión está en contacto con una molécula de estimulación de colonias Gránulo-Monocíticas, GM-CSF, un elemento que aparece de forma natural en el cuerpo de la madre para que el embrión sea más resistente al estrés. De esta manera, se consigue asemejar el desarrollo 'in vitro' del embrión con el desarrollo in vivo", explica el coordinador de laboratorio, el doctor Vicente Badajoz.

Así, añade, "se logra que el embrión que ha sido tratado en el laboratorio tenga un ciclo natural en cuanto a su fecundación, desarrollo y posicionamiento en el endometrio".

Aunque esta técnica está especialmente indicada para pacientes que han sufrido abortos de repetición, también es frecuente que recurran a ella pacientes que se han sometido a varios ciclos fallidos.

'EmbryoGen' es compatible con otras alternativas dentro de la fecundación 'in vitro', como 'Embryoscope', un novedoso sistema que permite seleccionar los mejores embriones para transferir al útero; 'haching' asistido para promover su implantación; o el análisis de todos los cromosomas de los embriones a través del diagnóstico genético preimplantacional.

Las patologías uterinas, embriones genéticamente dañados o alteraciones en la coagulación de la sangre son algunas de las causas que se valoran en los abortos de repetición. Destaca principalmente que el 60 por ciento de los abortos de repetición se debe a alteraciones cromosómicas o genéticas.