18 de septiembre de 2014

Eli Lilly y AstraZeneca comercializarán conjuntamente el AZD329 como tratamiento para el Alzheimer

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

Eli Lilly y AstraZeneca han firmado un acuerdo para desarrollar y comercializar conjuntamente el AZD329, un inhibidor oral de la enzima beta-secretasa (BACE, por sus siglas en inglés), que actualmente se encuentra en fase de desarrollo y que podría ser un "potencial tratamiento" para la enfermedad de Alzheimer.

Y es que, el avance de esta patología se caracteriza por la acumulación de placas de péptido beta-amiloide en el cerebro. En este sentido, BACE es una encima asociada al desarrollo de dichas placas, y se espera que al inhibir el BACE se evite la formación de placas de péptido beta-amiloide y, consecuentemente, se enlentezca el avance de la enfermedad.

En concreto, AZD3293 es una molécula pequeña, de administración oral, inhibidora del BACE, que ha demostrado en los ensayos clínicos de fase I una reducción de los niveles de péptido beta-amiloide en el líquido cefalorraquídeo de pacientes con Alzheimer y en voluntarios sanos.

De hecho, AstraZeneca anunció a principios de 2014 su plan para empezar los ensayos de registro de AZD3293. De esta forma, y según los términos del acuerdos, Lilly pagará a AstraZeneca unos 387 millones de euros --500 millones de dólares-- contingentes a la consecución de determinados objetivos durante el desarrollo y registro.

Además, ambas compañías compartirán igualitariamente los futuros costes de desarrollo y comercialización del AZD3293, así como los beneficios y pérdidas globales que pueda generar. Asimismo, buscan hacer progresar el desarrollo clínico del AZD3293 y llevarlo rápidamente a los ensayos clínicos de fase 2/3 en pacientes al inicio de la enfermedad de Alzheimer.

LILLY LIDERARÁ EL DESARROLLO CLÍNICO Y ASTRAZENECA LA PRODUCCIÓN

Para ello, Lilly liderará el desarrollo clínico, trabajando con investigadores de la Unidad de Medicinas Innovadoras en Neurociencia de AstraZeneca, mientras que AstraZeneca se encargará de la producción. Las compañías asumirán responsabilidades conjuntas para la comercialización del AZD3293.

"La cartera de Lilly de potenciales medicamentos y agentes de diagnóstico que identifican las dianas fisiopatológicas ya conocidas de la enfermedad se ha reforzado hoy gracias a esta alianza con AstraZeneca, que comparte con nosotros nuestra pasión de crear nuevos fármacos para aquellos pacientes que padecen esta incapacitante enfermedad. Esta alianza nos acerca un paso más a nuestra meta de conseguir que el Alzheimer sea una enfermedad prevenible para 2025", ha comentado el vicepresidente de Lilly y presidente de Lilly Bio Medicinas, David Rick.

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de Medicinas Innovadoras y Desarrollo Temprano de AstraZeneca, Mene Pangalos, ha asegurado que los inhibidores BACE tienen el potencial de actuar sobre uno de los marcadores "clave" del avance de esta enfermedad, y se ha mostrado satisfecho por la colaboración con Lilly porque, tal y como ha comentado, es una compañía con un "amplio compromiso y experiencia" en el tratamiento de esta enfermedad.

"Esta alianza permitirá a AstraZeneca profundizar su enfoque estratégico en áreas terapéuticas clave a la vez que nos beneficiamos de colaboraciones externas para maximizar el potencial de nuestra cartera de productos en desarrollo basados en altas cotas de conocimiento científico", ha apostillado Pangalos.

Lilly reconocerá los hitos iniciales por valor de 38 millones de euros --50 millones de dólares-- (antes de impuestos), o aproximadamente 0,02 euros --0,03 dólares por acción-- (después de impuestos), con cargo a los ingresos en el tercer trimestre de 2014.

Para leer más