31 de enero de 2019

EEUU.- Una actualización de la guía americana de fibrilación auricular recomienda los nuevos anticoagulantes orales

MADRID, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

Una actualización de la guía de fibrilación auricular de la Sociedad Americana del Corazón ha recomendado los nuevos anticoagulantes orales (NACOS) sin vitamina K, como la alternativa a la warfarina para reducir el riesgo de accidente cerebrovascular asociado a esta enfermedad.

Los medicamentos anticoagulantes se han recomendado durante mucho tiempo para reducir el riesgo de accidente cerebrovascular en pacientes con AFib que tienen un mayor riesgo de tromboembolismo y/o accidente cerebrovascular causado por estrechamiento o bloqueo arterias.

Para reducir el riesgo de accidente cerebrovascular en pacientes con AFib apropiados, una clase más nueva de anticoagulantes conocida como NACO es ahora la más recomendada, frente a la tradicional warfarina, a menos que los pacientes tengan estenosis mitral moderada a grave. Los NACO incluyen dabigatran, rivaroxaban, apixaban y edoxaban.

"Los pacientes con AFib tienen un mayor riesgo de accidente cerebrovascular, lo que puede ser devastador. El objetivo del tratamiento de los pacientes con AFib es hacer que la sangre tenga menos probabilidades de formar coágulos, lo que reduce el riesgo de accidente cerebrovascular. Los nuevos estudios científicos demuestran que los NACO pueden ser más seguros para los pacientes porque hay menos riesgo de sangrado, y también pueden ser más efectivos, que la warfarina, para prevenir los coágulos de sangre", han dicho los expertos.

Las pautas clasifican las recomendaciones como fuertes, débiles o dañinas en función de la calidad y cantidad de la investigación científica que respalda cada recomendación. Las recomendaciones con el nivel más alto de evidencia tienen más de un ensayo controlado aleatorio, mientras que las que tienen una clasificación más baja se basan en la experiencia clínica de los expertos.

Asimismo, las nuevas pautas aconsejan la pérdida de peso para pacientes con sobrepeso u obesos y que los NACO podrían incluso usarse en personas con un riesgo menor de accidente cerebrovascular de lo que se pensaba anteriormente.

"Aunque la evidencia de esta recomendación aún no es definitiva, las investigaciones emergentes están empezando a sugerir que el beneficio de los NOAC para reducir el riesgo de accidente cerebrovascular supera el riesgo de tomarlos", han zanjado los expertos.