24 de febrero de 2020

Descubren una combinación de dos fármacos ya conocidos que podrían ayudar a sanar fracturas de columna o cadera

Descubren una combinación de dos fármacos ya conocidos que podrían ayudar a sanar fracturas de columna o cadera
Reparación de la médula espinal. - IMPERIAL COLLEGE LONDON / BEAUMONT HEALTH

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Una investigación en las primeras etapas en ratas de laboratorio, realizada por un grupo de científicos dirigido por el Imperial College de Londres, ha revelado que dos medicamentos ya existentes pueden impulsar la maquinaria de reparación del cuerpo, al desencadenar la liberación de células madre de la médula ósea, y ayudar a reparar fracturas de columna, según publican en la revista 'npj Regenerative Medicine'.

El equipo señala que los dos medicamentos (actualmente utilizados para trasplantes de médula ósea y control de la vejiga) podrían usarse para diferentes tipos de fracturas óseas, incluso en la columna vertebral, la cadera y la pierna, para ayudar a la curación después de una cirugía o fracturas.

Cuando una persona tiene una enfermedad o una lesión, la médula ósea (el tejido esponjoso dentro del hueso) moviliza diferentes tipos de células madre para ayudar a reparar y regenerar el tejido.

La nueva investigación, en la que participan también científicos del Beaumont Health, de Estados Unidos, sugiere que puede ser posible aumentar la capacidad del cuerpo para repararse a sí mismo y acelerar la reparación, mediante el uso de nuevas combinaciones de medicamentos para poner la médula ósea en un estado de 'alerta roja' y enviar tipos específicos de células madre en acción.

En el nuevo estudio, financiado por Wellcome, los investigadores utilizaron medicamentos para activar la médula ósea de ratas sanas para liberar células madre mesenquimales, un tipo de célula madre adulta que puede convertirse en hueso y ayudar a reparar fracturas óseas.

La profesora Sara Rankin, autora correspondiente del estudio del Instituto Nacional del Corazón y los Pulmones del Imperial College de Londres, explica que "el cuerpo se repara todo el tiempo. Sabemos que cuando los huesos se rompen sanarán, y esto requiere la activación de las células madre en el hueso. Sin embargo, cuando el daño es severo, hay límites a lo que el cuerpo puede hacer por sí mismo".

"Esperamos que al usar estos medicamentos existentes para movilizar células madre, como pudimos hacer en ratas en nuestro nuevo estudio, podríamos generar cantidades adicionales de estas células madre, a fin de aumentar la capacidad de nuestro propio cuerpo para enmendarse y acelerar el proceso de reparación --continúa--. Más adelante, nuestro trabajo podría conducir a nuevos tratamientos para reparar todo tipo de fractura ósea".

Los dos tratamientos utilizados en la investigación fueron un antagonista de CXCR4, utilizado para trasplantes de médula ósea, y un agonista adrenérgico beta-3, que se utiliza para el control de la vejiga.

Las ratas recibieron un tratamiento único con los dos medicamentos, lo que desencadenó una mejor unión del calcio al sitio de la lesión ósea, acelerando la formación y la curación de los huesos.

Los investigadores puntualizan que no analizaron la restauración del movimiento en el hueso, ni repararon tejido adicional como los nervios.

Se descubrió que uno de los medicamentos utilizados en el estudio activan las células grasas en la médula ósea para liberar endocannabinoides, lo que sugiere que pueden tener un papel en la movilización de las células madre y, por lo tanto, en la promoción de la curación. Sin embargo, precisan que los fitocannabinoides (como el cannabis) no tendrían el mismo efecto, ya que actúan sobre el cerebro en lugar de la médula ósea.

En cualquier caso, esas combinaciones de drogas ahora necesitan ser probadas en humanos.

El doctor Tariq Fellous, primer autor de la investigación del Instituto Nacional del Corazón y los Pulmones (NHLI, por sus siglas en inglés) de Imperial, explica que en primer lugar han que "ver si estos medicamentos liberan las células madre en voluntarios sanos, antes de poder probarlos en pacientes con fracturas. Tenemos los medicamentos y sabemos que son seguros para usar en humanos, sólo necesitamos los fondos para las pruebas en humanos", apunta.

Por su parte, la doctora Andia Redpath, coautora del NHLI, agrega que la reutilización de los medicamentos existentes que ayudan al cuerpo a curarse a sí mismo, en la llamada Farmacología Regenerativa, que podría tener un gran potencial como un enfoque eficiente y rentable para una variedad de enfermedades.

"En lugar de diseñar nuevos tratamientos con células madre desde cero que precisen ensayos largos y costosos, nuestro enfoque aprovecha el poder de las propias células madre del cuerpo, utilizando medicamentos existentes --explica--. Ya sabemos que los tratamientos en nuestro estudio son seguros, ahora es solo cuestión de explorando más si ayudan a nuestros cuerpos a sanar".

Para leer más