7 de agosto de 2019

Desarrollan un ojo artificial para probar medicamentos contra distintas enfermedades

Desarrollan un ojo artificial para probar medicamentos contra distintas enfermedades
Las células de la córnea crecen en el círculo interno, teñidas de amarillo, y las células de la conjuntiva crecen en el círculo rojo circundante. Las lágrimas artificiales son suministradas por un conducto lagrimal, teñido de azul.UNIVERSITY OF PENNSYLVANIA

MADRID, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

Científicos de la Universidad de Pennsylvania (Estados Unidos) han desarrollado una réplica artificial del ojo humano que puede ser utilizada para el modelado de enfermedades como el ojo seco, y que también podría ser útil para probar la eficacia de posibles tratamientos contra esta patología.

Para construir este dispositivo, el equipo de investigadores comenzó con una base porosa diseñado con impresión en 3D, del tamaño de una moneda de diez céntimos y con la forma de una lente de contacto, en la que cultivan células del ojo humano. Las células de la córnea crecen en el círculo interno, teñidas de amarillo, y las células de la conjuntiva, el tejido especializado que cubre la parte blanca de los ojos humanos, crecen en el círculo rojo circundante.

Una placa de gelatina actúa como el párpado, deslizándose mecánicamente sobre el ojo a la misma velocidad que el parpadeo humano. Alimentado por un conducto lagrimal, teñido de azul, el párpado esparce secreciones lagrimales artificiales sobre el ojo para formar lo que se llama una película lagrimal.

Para las personas con síndrome de ojo seco, esa película lagrimal se evapora más rápido de lo que se repone, lo que resulta en inflamación e irritación. Una causa común de esta enfermedad es la reducción del parpadeo que ocurre durante el uso excesivo del ordenador, pero las personas también pueden desarrollar la enfermedad por otras razones.

El equipo evocó las condiciones del ojo seco en esta réplica arificial cortando el parpadeo artificial de su dispositivo por la mitad y creando cuidadosamente un entorno cerrado que simulaba la humedad de las condiciones de la vida real. Cuando se ponen a prueba contra ojos humanos reales, tanto sanos como con ojo seco, esta réplica demostró su similitud con el órgano real en múltiples medidas clínicas.

Tras confirmar la capacidad de su dispositivo para reflejar el rendimiento de un ojo humano en entornos normales e inductores de ojo seco, se dirigieron a la industria farmacéutica para encontrar un prometedor fármaco candidato de ojo seco y probar su modelo, la lubricina, una proteína que se encuentra principalmente en el líquido lubricante que protege las articulaciones. Al comparar los resultados de las pruebas de sus modelos de un ojo sano, un ojo con ojo seco y otro con ojo seco más el fármaco, vieron que la eficacia del dispositivo era similar.

Contador

Lo más leído