22 de febrero de 2019

Una correcta dosificación de antibióticos podría preservar la diversidad microbiana pulmonar en fibrosis quística

Una correcta dosificación de antibióticos podría preservar la diversidad microbiana pulmonar en fibrosis quística
JANICE HANEY CARR/USCDCP - ARCHIVO

MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

La correcta dosificación de antibióticos podría preservar la diversidad microbiana pulmonar en fibrosis quística, según concluye un estudio multiinstitucional realizado por investigadores norteamericano, y publicado recientemente en 'Scientific Reports'.

Los niños y adultos jóvenes con fibrosis quística (FQ) cuyas infecciones pulmonares fueron tratadas con dosis de antibióticos subóptimas tuvieron menos cambios en la diversidad microbiana pulmonar durante el tratamiento IV, y sus niveles de diversidad microbiana fueron más altos 30 Días después.

Por el contrario, los pacientes que fueron tratados con dosis terapéuticas tuvieron mayores disminuciones en la diversidad microbiana pulmonar y niveles de diversidad significativamente más bajos cuando el tratamiento con antibióticos finalizó y 30 días después.

"Con el grupo de tratamiento subterapéutico, esto podría representar un 'efecto basal' donde es más difícil disminuir la diversidad cuando es bajo al comenzar. También los pacientes en el grupo subterapéutico tenían una enfermedad más avanzada que aquellos en el grupo terapéutico, lo que puede influir los hallazgos", ha señalado Andrea Hahn, especialista en enfermedades infecciosas del Sistema Nacional de Salud Infantil y autor principal del estudio.

Según señalan los investigadores, los hallazgos establecen claramente la importancia de la interacción entre la diversidad microbiana de base y la función pulmonar, lo que tienen el potencial de mejorar las prácticas clínicas.

Más de 30.000 personas en los EEUU viven con fibrosis quística, una enfermedad genética que conduce a infecciones pulmonares recurrentes que gradualmente agotan la función pulmonar con el tiempo. Las personas con esta enfermedad con frecuencia requieren hospitalización para estas infecciones, conocidas como exacerbaciones pulmonares agudas (APE), que generalmente se tratan con antibióticos. Estos a menudo incluyen betalactámicos, una clase de antibióticos que incluyen penicilina y una gran cantidad de otros compuestos relacionados estructuralmente.

CÓMO CAMBIA LA DIVERSIDAD MICROBIANA

El empeoramiento de la función pulmonar en pacientes con fibrosis quística se ha relacionado con una disminución de la diversidad microbiana en sus pulmones, un factor que se cree está causado por la administración repetida de antibióticos para tratar las APE. Aunque es bien sabido que los pacientes con frecuencia no logran dosis terapéuticas de antibióticos que eliminen sus infecciones de manera efectiva, no está claro cómo cambia la diversidad microbiana en los pacientes que reciben dosis terapéuticas en comparación con los pacientes que reciben dosis terapéuticas.

Para investigar esta pregunta, Hahn y sus colegas reclutaron a 20 pacientes de entre 1 y 21 años de edad que fueron tratados por APE con antibióticos betalactámicos en Children's National. Para cada paciente, los investigadores recolectaron cuatro muestras de fluido respiratorio cuando los participantes del estudio estaban bien.
Mientras estaban teniendo un APE; justo después de que su curso de antibióticos terminó y de nuevo al menos 30 días después.

Recorrieron cada muestra a través de pruebas genéticas para determinar los tipos de bacterias presentes y su abundancia relativa. El equipo de investigación también recolectó muestras de sangre de cada paciente mientras se sometían a sus cursos de antibióticos, así como datos sobre su función pulmonar.

Estos 20 pacientes se sometieron a 31 cursos de antibióticos durante el período de estudio, que duró desde marzo de 2015 hasta agosto de 2016. La doctora Hahn y sus colegas encontraron que solo alrededor del 45 por ciento de estos cursos se consideraron terapéuticos, con concentraciones en sangre de estos medicamentos que aumentaron lo suficiente como para tratar eficazmente sus infecciones.

El equipo de Hahn sospecha que los pacientes que a menudo no alcanzan niveles terapéuticos de antibióticos en la sangre pueden estar genéticamente predispuestos a metabolizar los antibióticos beta-lactámicos rápidamente. La repetición de tratamientos con antibióticos podría reducir significativamente la diversidad microbiana sin eliminar eficazmente las infecciones, lo que lleva a un mayor daño pulmonar que afecta negativamente a la función pulmonar con el tiempo.

Hahn agrega que eventualmente puede ser posible evitar este efecto manteniendo un control más cercano de los niveles de antibióticos en sangre de los pacientes con fibrosis quística en tiempo real para asegurarse de que cada APE se trata con una dosis de nivel terapéutico.

"Lo que este estudio muestra es que los niveles de los antibióticos que administramos probablemente desempeñan un papel en la capacidad de los pacientes para recuperar la diversidad de referencia", señala.

"Si prestamos más atención a los niveles de los medicamentos cuando usamos estos tipos de antibióticos para asegurarnos de que la dosis sea suficiente, podríamos mejorar los resultados clínicos de los pacientes con el tiempo", concluye.

Contador

Lo más leído