1 de febrero de 2019

Confirmado: las estatinas reducen el riesgo de eventos cardiovasculares a cualquier edad

Confirmado: las estatinas reducen el riesgo de eventos cardiovasculares a cualquier edad
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ROGER ASHFORD - ARCHIVO

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un metanálisis publicado en 'The Lancet' ha demostrado que, a pesar de una menor evidencia en personas por encima de 75 años que en jóvenes, las estatinas reducen el riesgo de eventos cardiovasculares tanto en mayores como en el resto de grupos de edad. La investigación, además, no ha encontrado efectos adversos del tratamiento con estatinas sobre la mortalidad no vascular o el cáncer.

Esta revisión resume la evidencia de 28 ensayos controlados aleatorios, que incluyen 186.854 pacientes, 14.483 de los cuales tenían más de 75 años. Independientemente de la edad, las estatinas redujeron los riesgos de eventos vasculares mayores en aproximadamente un quinto por 1 mmol/L de reducción en el colesterol LDL. Para los eventos coronarios mayores, la reducción general fue de alrededor de un cuarto por 1 mmol/L de reducción total, pero varió desde aproximadamente el 30 por ciento en menores de 55 años hasta el 20 por ciento en mayores de 75 años.

Las estatinas son medicamentos para reducir el colesterol que se recetan de forma común los pacientes con mayor riesgo de ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares. La evidencia de los ensayos aleatorios ha demostrado que la terapia con estatinas reduce este riesgo entre una amplia gama de individuos, pero ha habido incertidumbre acerca de sus beneficios en las personas mayores.

Hasta ahora, los ensayos que analizaron el efecto de la terapia con estatinas hallaron reducciones significativas del riesgo cardiovascular en el grupo de 65 a 70 años de edad, pero hubo dudas sobre sus beneficios en pacientes mayores, en particular en aquellos por encima de 75 años. La terapia con estatinas a menudo se suspende en pacientes mayores, en parte debido a esta duda en torno al riesgo y beneficio.

Los investigadores examinaron 23 ensayos que compararon el tratamiento con estatinas con un grupo de control y otros cinco que analizaron el tratamiento intensivo frente al de estatinas estándar. Dividieron a los pacientes en seis grupos de edad, y evaluaron los efectos en los eventos vasculares mayores (que comprenden los eventos coronarios mayores, los accidentes cerebrovasculares y las revascularizaciones coronarias), la incidencia de cáncer y la causa de mortalidad específica.

El análisis muestra que la reducción en los eventos vasculares mayores (21% por 1 mmol/L de reducción en el colesterol LDL en general) es similar y significativa en todos los grupos de edad, incluidos los mayores de 75 años. Para eventos coronarios mayores, la reducción general es de 24 por ciento por 1 mmol/L de reducción en LDL, pero disminuye ligeramente con la edad. El estudio tampoco muestra un aumento en el riesgo de mortalidad no vascular o cáncer en ningún grupo de edad.

El estudio también ha examinado los efectos de las estatinas en eventos vasculares importantes en personas con antecedentes de enfermedad vascular (prevención secundaria) y en personas sin enfermedad vascular conocida (prevención primaria). En el contexto de la prevención secundaria, se han demostrado reducciones de riesgo proporcionales similares sin importar la edad, lo que equivaldría a un beneficio absoluto mayor en las personas mayores. En prevención primaria, los resultados fueron similares, pero como hubo menos participantes mayores en los ensayos, las conclusiones fueron menos definitivas.

"Incluso si la reducción del riesgo en personas mayores de 75 años es inferior a la esperada, el tratamiento con estatinas aún puede estar justificado por un alto riesgo cardiovascular inicial, que suele estar presente en los mayores. Este metanálisis concluye que reducir el colesterol LDL en personas con riesgo de eventos cardiovasculares, independientemente de la edad, ya que los beneficios superan a los riesgos", comenta Bernard MY Cheung, del Hospital Queen Mary de la Universidad de Hong Kong, que no participó en el estudio.

Para leer más