20 de septiembre de 2016

Un compuesto de Novartis logra frenar la discapacidad de pacientes con esclerosis múltiple progresiva

MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

La farmacéutica suiza Novartis ha presentado resultados positivos de un estudio en fase III que demuestra como su compuesto siponimod (BAF312), administrado por vía oral una vez al día, reduce significativamente el riesgo de progresión de la discapacidad en pacientes con esclerosis múltiple secundariamente progresiva, en comparación con placebo.

Así se desprende de los últimos resultados presentados en congreso europeo 'ECTRIMS' que se celebra en Londres (Reino Unido) sobre este compuesto para una forma de esclerosis múltiple que se caracteriza por un empeoramiento continuo de la función neurológica en el tiempo, al margen de las recidivas.

Este nuevo fármaco es un modulador selectivo, científicamente diseñado, del receptor de la esfingosina-1-fosfato (S1P), y los resultados mostraron una reducción del riesgo de progresión de la discapacidad confirmada a tres meses en un 21 por ciento, en comparación con el placebo. La reducción del riesgo de progresión de la discapacidad confirmada a seis meses fue mayor, confirmando la solidez de los datos.

Asimismo, también logró una reducción consistente del riesgo de progresión de la discapacidad confirmada en subgrupos predefinidos, incluyendo a pacientes sin recaídas. En general, el fármaco fue seguro y bien tolerado, con un perfil comparable a otros fármacos del mismo tipo.

"Hay muy pocas opciones de tratamiento disponibles para postergar la progresión de la enfermedad y hay una gran necesidad no cubierta de terapias efectivas con un perfil de seguridad aceptable para pacientes con esta enfermedad", ha reconocido Vasant Narasimhan, director global de Desarrollo Farmacológico y director médico de Novartis.