13 de septiembre de 2019

Una combinación terapéutica que podría ser eficaz para tratar el sarcoma más común en la infancia

Una combinación terapéutica que podría ser eficaz para tratar el sarcoma más común en la infancia
Sarcoma de EwingFLICKR/ED UTHMAN - ARCHIVO

MADRID, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Children's Hospital de Los Ángeles (Estados Unidos) han descubierto, en un ensayo clínico fase II, que la combinación de un fármaco dirigido llamado temsirolimus con quimioterapia puede ser eficaz para el rabdomiosarcoma, el sarcoma de tejido blando más común en la infancia.

El rabdomiosarcoma es un cáncer infantil poco frecuente que surge en los tejidos blandos del cuerpo, como los músculos. Un pequeño grupo de pacientes, aquellos cuyos tumores se pueden extirpar quirúrgicamente en el momento del diagnóstico, tienen más del 90 por ciento de posibilidades de curarse, pero para otros las perspectivas son mucho menos seguras.

Aproximadamente la mitad se considera "de riesgo intermedio", con una probabilidad del 60 por ciento al 70 por ciento de supervivencia a largo plazo. Asimismo, el 25 por ciento de los pacientes son diagnosticados con una enfermedad que ya se ha propagado y tienen un mal pronóstico y, además, cuando recaen la supervivencia se reduce hasta menos del 20 por ciento.

El objetivo del ensayo clínico ha sido conocer si un medicamento dirigido podría combinarse con quimioterapia para mejorar los resultados de los pacientes. Ha sido el primer ensayo aleatorizado en rabdomiosarcoma que ha probado agentes dirigidos en combinación con quimioterapia en ambos grupos de tratamiento.

Los investigadores compararon dos fármacos dirigidos entre sí: bevacizumab, que inhibe el crecimiento de los vasos sanguíneos que alimentan los tumores, y temsirolimus, que inhibe una vía a menudo activa en el rabdomiosarcoma llamada diana de rapamicina en mamíferos (mTOR). Ambos están aprobadas por la Agencia Americana del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) para su uso en otros tipos de cáncer.

El ensayo incluyó a 86 pacientes con rabdomiosarcoma que habían recaído por primera vez. Aproximadamente la mitad recibió bevacizumab con quimioterapia, y la otra mitad recibió temsirolimus con quimioterapia. Los agentes quimioterapéuticos utilizados fueron vinorelbina y ciclofosfamida.

La inscripción se detuvo temprano porque un análisis intermedio mostró que la combinación de temsirolimus era claramente superior. Después de seis meses, la tasa de supervivencia sin eventos de los pacientes que recibieron el tratamiento con bevacizumab fue del 54,6 por ciento, comparable a los resultados esperados en este punto del tratamiento con quimioterapia sola, mientras que para los pacientes que recibieron temsirolimus, fue del 69,1 por ciento.

Debido a que los pacientes estudiados ya habían recaído, la mayoría no sobrevivió a largo plazo con ninguno de los tratamientos. Sin embargo, el Children's Oncology Group está llevando a cabo un ensayo clínico multicéntrico de fase 3 para estudiar la efectividad de la combinación de quimioterapia con temsirolimus en pacientes recién diagnosticados de riesgo intermedio. Los investigadores están tratando de ver si administrar esta terapia desde el principio, cuando el cáncer es más sensible al tratamiento, mejorará los resultados a largo plazo.

Contador

Lo más leído