20 de enero de 2020

El colágeno y su papel en nuestras articulaciones: ¿realmente son necesarios los suplementos?

El colágeno y su papel en nuestras articulaciones: ¿realmente son necesarios los suplementos?
Suplemento. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ZBYNEK POSPISIL

MADRID, 20 Ene. (EDIZIONES) -

Hoy en día anuncian suplementos para todo. Especialmente en los últimos años están muy de moda los productos presentados como 'curativos' para lesiones, huesos y dolores musculares. Uno de los que más está apareciendo en los medios es el suplemento de colágeno, una sustancia que naturalmente ya produce nuestro cuerpo. Entonces, ¿hasta qué punto es necesario tomarlo?

En concreto, el colágeno es una proteína muy abundante en nuestro cuerpo y parte fundamental de los tejidos. Sirve de 'andamio' para las células de la piel, para los huesos, los tendones, o para los cartílagos, por ejemplo, e interviene en funciones vitales como la coagulación de la sangre.

"El colágeno, en sus distintas formas, es parte fundamental de todos los tejidos que forman las articulaciones, desde los huesos que articulan, el cartílago que recubre las superficies de contacto, los meniscos que protegen los movimientos, o los ligamentos que lo estabilizan y los músculos que las mueven", subraya en una entrevista con Infosalus el doctor Luis A. Sanz Ferrando, jefe de equipo de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Universitario HM Puerta del Sur de Madrid.

Según asegura este especialista, los suplementos de colágeno son una forma de ingerir más proteínas en la dieta. De hecho una vez ingerido, explica que separa sus componentes para formarse de nuevo, por lo que no es asimilado por el cuerpo de forma directa.

Asumiendo que nuestra dieta es sana y equilibrada, el traumatólogo sostiene que no deberíamos precisar de suplementos proteicos de estas características. Eso sí, llama la atención sobre el caso particular de las personas mayores, que no siempre se cubren las necesidades diarias de ingesta proteica.

"El envejecimiento afecta a la cantidad y a la resistencia del colágeno que nuestro organismo sintetiza a partir de los nutrientes en la dieta, siendo la piel el signo mejor visible de este proceso", según advierte.

Además, el doctor Sanz Ferrando añade en este punto que en los casos de déficit de proteínas en la dieta, el beneficio de los suplementos de colágeno es "indudable", si bien asegura que no existe evidencia científica de que, en personas sanas con una dieta equilibrada, su ingesta mejore los síntomas o el pronóstico de las lesiones traumáticas o degenerativas (artrosis).

"Aún así, algunas personas refieren mejoría de sus afecciones articulares e incluso el aspecto de la piel tras suplementar su dieta con colágeno, sin que pueda descartarse que esta mejoría se deba al efecto placebo. Igualmente, está demostrado que su ingesta es segura y no presenta efectos secundarios más allá de molestias digestivas leves en algunos casos", agrega el jefe de equipo de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Universitario HM Puerta del Sur de Madrid.

Con ello, este experto recuerda aquellos alimentos en los que podemos encontrar colágeno:

- El alimento más rico en colágeno es la gelatina, producto derivado del tejido conectivo del ganado vacuno, porcino y las aves.

- Además encontramos una alta concentración de los componentes del colágeno (los aminoácidos Glicina y Prolina) en la clara del huevo, en los productos lácteos, en los cereales y en las carnes, en particular en la piel del pollo y en el cerdo.

- Son también muy importantes para la producción de colágeno la Vitamina C (frutas y verduras) y el Cobre (legumbres, frutos secos, cacao).