28 de septiembre de 2009

Cerca de un millar de farmacéuticos españoles y de Latinoamérica debatirán en Sevilla sobre el futuro de la atención

SEVILLA, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

Cerca de un millar de farmacéuticos españoles y de Latinoamérica debatirán del 15 al 17 de octubre Sevilla sobre el futuro de la atención farmacéutica, fundamentalmente al objeto de optimizar los resultados de los medicamentos en cada paciente.

En el marco del VI Congreso Nacional de Atención Farmacéutica, al que también asistirán profesionales del ramo de Portugal y Estados Unidos, estos expertos debatirán acerca de la complejidad de los tratamientos farmacológicos y la alta prevalencia de la polimedicación, aspectos que provocan en ocasiones un fracaso en los objetivos terapéuticos e, inclusive, que se produzcan efectos no deseados.

De hecho, se estima que un tercio de los ingresos en servicios de urgencia hospitalarios se debe a un problema con los fármacos, problema que casi siempre evitable, según informó hoy el Comité Organizador de este VI Congreso Nacional, que destacó que también se analizarán cuestiones relacionadas como el seguimiento farmacoterapéutico especializado y específico en cada paciente.

Según los expertos, los sobrecostes de una medicación que no cumple sus objetivos superan, incluso llegan a doblar, los de los propios medicamentos. Esos sobrecostes se traducen en nuevas consultas, medicamentos no utilizados sustituidos por otros fármacos, uso excesivo de los servicios de urgencia, ingresos hospitalarios evitables, prolongación de estancias hospitalarias e incremento y prolongación de bajas laborales.

Investigaciones desarrolladas en Estados Unidos muestran en este sentido que hasta el 20 por ciento de las hospitalizaciones están relacionadas con el tratamiento farmacológico; que una quinta parte de los pacientes hospitalizados sufren problemas debidos al tratamiento farmacológico, incluso en centros médicos avanzados, y que el coste de la morbimortalidad relacionada con medicamentos se sitúa entre 76.000 millones a 136.800 millones de dólares.

Otros estudios concretan más y llegan a especificar que los problemas de salud relacionados con medicamentos generan incrementos en los costes del 85 por ciento en visitas al médico, del 155 por ciento en ingresos hospitalarios, el 8 por ciento en las visitas a urgencias, del 127 por ciento en ingresos de atención crónica, del 81 por ciento en prescripciones adicionales y del 10,1 por ciento en muertes atribuibles.

En España, uno de los estudios desarrollados sobre esta cuestión confirma estas estadísticas y revela que el 19 por ciento de las urgencias hospitalarias están causadas por problemas de salud relacionados con los medicamentos y los tipos más frecuentes son la indicación no tratada y las reacciones adversas.