29 de mayo de 2014

Celgene y la Fundación Theodora visitan a niños hospitalizados de 14 ciudades españolas

MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Theodora y el área de Responsabilidad Social Corporativa de Celgene han llevado a una veintena de trabajadores de la compañía a visitar a niños ingresados en hospitales de 14 ciudades españolas, de la mano de los 'Doctores Sonrisa' de la Fundación Theodora, con motivo de la celebración de la 'Semana de la sonrisa'.

A lo largo de una semana, los trabajadores de Celgene han acompañado a los Doctores Sonrisa en sus visitas a estos menores en un total de 20 hospitales de 14 ciudades de España: Madrid, Barcelona, Badalona, Sevilla, Granada, Málaga, Ferrol, A Coruña, Vigo, Santiago de Compostela, Tenerife, Las Palmas, Toledo y Santander.

Dirigidos por los profesionales de la Fundación Theodora, los empleados de Celgene han podido acercarse a los niños y ver de primera mano la importancia de prestar atención a las emociones, uno de los principales objetivos de la fundación.

"Ha sido una experiencia maravillosa e inolvidable. Te lleva a ver la vida de una forma diferente y mucho más realista", ha comentado la directora de Acceso al Mercado de Celgene, Marta Moreno.

Estas declaraciones han sido corroboradas por la coordinadora del departamento médico de Celgene, Arantxa Fernández, quien ha asegurado que los 'doctores sonrisa' conseguían transformar las "caras de hospital" de los niños, de sus familiares e, incluso, de los profesionales sanitarios.

Asimismo, en su compromiso con los pacientes, Celgene ha puesto en marcha esta iniciativa solidaria, que se suma a las que realizará a lo largo de 2014 con otras entidades sin ánimo de lucro, como la Fundación Aladina, la Fundación Amigos de los Mayores y la Fundación Adapta '2'.

"Han sido 4 horas de una intensidad tremenda y una humanidad maravillosa", ha señalado el gerente de ventas de Celgene, Miguel Cobo. Finalmente, el delegado de ventas de la compañía, Francisco José Fernández, ha destacado la "impresionante" labor que realizan los miembros de la Fundación y ha reconocido que ha sido una experiencia "muy enriquecedora, emocionante y divertida".