28 de septiembre de 2009

Cataluña.- Cada farmacia catalana prevé dispensar 5 píldoras postcoitales al año

Los farmacéuticos que se nieguen a dar la píldora deben remitir a la paciente a otro profesional

BARCELONA, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

Cada oficina farmacia catalana prevé dispensar cinco píldoras del día después sin receta cada año, según estimó hoy el presidente del Consejo de Colegios Farmacéuticos de Cataluña, Jordi de Dalmases, en el marco de la primera jornada de dispensación de este fármaco sin receta en los establecimientos farmacéuticos.

En declaraciones a Europa Press, De Dalmases señaló que si al año se entregan 150.000 píldoras postcoitales en Cataluña, probablemente un 10 por ciento será a través de la farmacia, donde ésta tiene un coste de 20 euros --en los centros de salud es gratuita--, y teniendo en cuenta que en Cataluña hay 3.000 farmacias, el resultado es cinco por establecimiento al año, dedujo.

Por otro lado, consideró que habrá "pocos" profesionales que se nieguen a dispensar la píldora postcoital en su oficina de farmacia en Cataluña, y señaló que los que no quieran darla deberán remitir a la paciente a otro profesional para garantizar su acceso, que deberá primar.

De Dalmases destacó la "normalidad" con que se empezó a dispensar hoy la píldora del día después sin receta en las farmacias catalanas, en el marco de una voluntad estatal impulsada por la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez.

El también presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Barcelona (COFB) dijo que en la jornada se dio una pequeña "dificultades" en la distribución de los 'kits' informativos que van acompañados de un preservativo y que se entregarán al mismo tiempo que la píldora con información sobre las indicaciones y contraindicaciones del medicamento.

No obstante, los 'kits', que ya se encuentran en las distribuidoras', llegarán a todas las oficinas de farmacia en los próximos días, explicó a Europa Press la Conselleria de Salud de la Generalitat.

El 'kit' es el mismo que entregaban los profesionales sanitarios en los centros de salud sexual y reproductiva y en los hospitales al facilitar una píldora postcoital a una mujer.

De Dalmases recalcó que existe un protocolo de dispensación y que éste ha llegado a todas las farmacias catalanas.