3 de junio de 2015

Autorizado el uso de 'Respimat' (Boehringer) para tratar el asma no control

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La farmacéutica Boehringer Ingelheim ha anunciado el lanzamiento en España de su broncodilatador anticolinérgico inhalado de acción prolongada (LAMA) tiotropio, comercializado junto con el dispositivo 'Respimat', como tratamiento de mantenimiento del asma no controlado.

El fármaco, que fue autorizado hace doce años para tratar la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), se ha autorizado ahora en pacientes adultos con asma que están siendo tratados con la combinación de corticosteroides inhalados (CI) y agonistas beta2 de acción prolongada (LABA) y que hayan experimentado una o más exacerbaciones graves en el último año.

Según la compañía, es el primero de esta familia farmacológica en obtener esta indicación, en un subgrupo de pacientes que tienen necesidades no cubiertas, ya que no obtienen control de su enfermedad con el tratamiento estándar actual.

La autorización se ha apoyado en un programa de ensayos clínicos de fase III a gran escala que ha demostrado que la adición de tiotropio al tratamiento convencional logra un 68 por ciento de incremento de la posibilidad de mejorar los síntomas; un 21 por ciento de reducción del riesgo de sufrir una exacerbación, un 31 por ciento de reducción del riesgo de empeoramiento del asma y mayor tiempo hasta la primera exacerbación.

Según ha recordado el jefe del Servicio de Neumología del Hospital de Sant Pau de Barcelona y coordinador del comité ejecutivo de la Guía Española para el Manejo del Asma (GEMA), Vicente Plaza, ha recordado que entre un 40-50 por ciento de los pacientes con asma no controlan su enfermedad.

Una situación que no se debe solo al fallo de eficacia de la terapia, sino a la falta de adherencia terapéutica o al uso inadecuado de los inhaladores.

"FÁCIL DE UTILIZAR"

Este experto ha destacado la importancia de esta aprobación y destaca que incorpora un nebulizador que proporciona un depósito intrapulmonar extraordinario, de alrededor de un 50 por ciento, que lo hace "fácil de utilizar".

Y en comparación con otros inhaladores, permite que las partículas microscópicas penetren mejor las vías aéreas, aumentando así la eficacia farmacológica.

"Va a tener un impacto positivo y evidente, porque los pacientes que hasta ahora no lograban controlar los síntomas con corticoides y LABA experimentarán menos exacerbaciones al añadir tiotropio al tratamiento", ha añadido Eva Martínez, jefa del Servicio de Neumología del Hospital Doctor Peset de Valencia.

Además, avisa de que tendrá un impacto económico y social porque, "al controlar mejor a los enfermos, el gasto sanitario se reduce".