14 de mayo de 2012

La atención farmacéutica individualizada del VIH genera menos gasto en medicamentos antirretrovirales

La atención farmacéutica individualizada del VIH genera menos gasto en medicamentos antirretrovirales
WIKIMEDIA COMMONS

MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

La atención farmacéutica individualizada del Virus de Inmunodeficiencia Humano (VIH) genera menos gasto en medicamentos antirretrovirales, según se desprende del estudio ORIGEN de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) que analiza cómo y con qué resultados se ofrece atención farmacéutica a los pacientes con VIH en los centros españoles.

Los primeros resultados de este trabajo, en el que participan 86 hospitales, han sido presentados en las Jornadas 2012 de actualización en atención farmacéutica al paciente con patologías víricas, celebradas en Madrid.

"Aunque no existe una gran variabilidad entre los hospitales, sí que hay centros más volcados que otros en hacer una atención farmacéutica individualizada, centrada en el paciente y no solo en el tratamiento farmacológico. En cambio, en aquellos hospitales donde la atención farmacéutica es más deficitaria, el gasto económico es mayor en términos de desembolso en medicamentos", ha argumentado Ramón Morillo, del Grupo de Hepatologías Víricas de la SEFH, quien ha organizado el encuentro.

Por este motivo, este experto ha abogado por "seguir mejorando" en términos de método de trabajo y procedimiento. "Continuamos atendiendo a los pacientes a partir del modelo clásico. Es decir, vemos a los pacientes cuando inician o cambian su tratamiento o bien cuando ellos lo demandan", ha señalado.

En este sentido, ha aludido al modelo americano, que clasifica a los pacientes según el grado de complejidad terapéutica, "que es lo que marca su seguimiento farmacoterapéutico". "Este tipo de atención hoy por hoy no es posible en nuestro país", ha apostillado.

PAPEL DEL FARMACÉUTICO

Por otro lado, la especialista Aitziber Illaro, del Grupo de VIH de la SEFH, ha señalado destacado el papel del farmacéutico, quien es el responsable de seleccionar los medicamentos "más eficaces y seguros" para el tratamiento de estos pacientes, en colaboración con la Comisión de Farmacia y Terapéutica de cada centro.

"Participamos en la elaboración de protocolos asistenciales en función del tipo de paciente y, sobre todo, procurando una utilización eficiente de los medicamentos en la atención individualizada. El objetivo es lograr una buena adherencia, minimizando los efectos secundarios con recomendaciones preventivas y reactivas, detectando interacciones y contraindicaciones con otros medicamentos que pueda estar tomando y realizando un seguimiento analítico de la efectividad", ha argumentado.

ADHERENCIA AL TRATAMIENTO

Uno de los grandes retos que tienen ante sí las infecciones víricas es la adherencia al tratamiento. "Desde nuestro ámbito debemos asesorar a los pacientes para que sean conscientes de la importancia de no fallar en la toma de la terapia. A través del seguimiento que realizamos en consulta, tratamos de detectar cualquier problema de cumplimiento e identificación de sus posibles causas así como establecer estrategias que permitan solucionarlos", ha señalado Illaro.

Aunque la relación del farmacéutico de hospital con el paciente con VIH no difiere de la que tienen con otros enfermos, "sí que es cierto, que dada la complejidad del tratamiento, la dedicación a estos pacientes puede ser mayor", ha señalado Luis Margusino, del Grupo de VIH de la SEFH.

"También es importante que tengamos en cuenta que la formación e información que nosotros le proporcionamos debe ser complementaria a la que reciben por parte de las asociaciones de pacientes, de las ONG y de otros profesionales", ha añadido.

Por último, los expertos coinciden en que en un momento como el actual, de ajustes y recortes sanitarios, es "imprescindible" un mayor esfuerzo por parte de los profesionales sanitarios a la hora de lograr un "uso adecuado y eficiente" de los medicamentos, consiguiendo la "máxima eficacia y seguridad al menor coste".

"Los estudios farmacoeconómicos nos ayudan a determinar qué medicamentos o estrategias terapéuticas son las más eficientes, pero sin olvidar que siempre debemos ofrecer a la población los medicamentos más eficaces, seguros y adecuados para cada paciente", ha concluido Illaro.