14 de octubre de 2015

Tras un ataque al corazón, a las mujeres se les recetan menos medicamentos

MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las mujeres jóvenes tienen menos probabilidades que los hombres jóvenes de que se les receten medicamentos después de sufrir un ataque al corazón, según concluye un nuevo estudio publicado en la revista de la Asociación Americana del Corazón 'Circulation: Cardiovascular Quality and Outcomes'.

Se recomienda que tanto los sobrevivientes de ataques cardiacos hombres como mujeres tomen inhibidores de la ECA, bloqueadores beta y estatinas para prevenir otro ataque al corazón. Sin embargo, los estudios han documentado que las tasas de los medicamentos empleados para prevenir ataques al corazón recurrentes son más bajas entre las mujeres que entre los hombres.

"Hay dos posibles razones sobre por qué las mujeres tienen un menor número de medicamentos cardiovasculares que los hombres en forma ambulatoria", explica Kate Smolina, autora principal del estudio e investigadora postdoctoral en Farmacoepidemiología y Política Farmacéutica en el Centro de Servicios de Salud y Políticas de Investigación de la Universidad de British Columbia, Vancouver, Canadá.

"Bien como consecuencia de la conducta de prescripción de los médicos o porque las pacientes no toman su medicación prescrita, o ambas", enumera esta experta. Los investigadores analizaron datos de más de 12.000 pacientes de ataque cardiaco que sobrevivieron durante al menos un año en Colombia Británica entre 2007 y 2009.

Los autores del trabajo descubrieron que después de salir del hospital, sólo el 65 por ciento de las mujeres menores de 55 años inició su tratamiento en todos los medicamentos apropiados después de un ataque al corazón, en comparación con 75 por ciento de los hombres del mismo grupo de edad. No hubo diferencias entre hombres y mujeres en la adherencia al tratamiento; es decir, una vez en la terapia, los hombres y las mujeres tienden a continuarla o abandonarla en las mismas proporciones.

"La brecha de género en el inicio del tratamiento entre las mujeres más jóvenes es un hallazgo importante porque las mujeres más jóvenes tienen resultados mucho peores después de sufrir un ataque al corazón que los hombres de la misma edad --señala Karin Humphries, doctora en Ciencias, coautora del estudio y profesora asociada de Cardiología de la Universidad de Columbia Británica--. Este hallazgo sugiere que las mujeres más jóvenes deben ser tratadas agresivamente, especialmente cuando tenemos medicamentos que funcionan".

Aunque los investigadores no pudieron determinar con claridad si las diferencias de género en el inicio del tratamiento fueron impulsadas por las prácticas de prescripción del médico o el comportamiento del paciente, los autores de este trabajo creen que se necesita un mayor enfoque en el tratamiento de las mujeres jóvenes después de un ataque al corazón.

"Es importante para los médicos y pacientes que se alejen del pensamiento tradicional de que la enfermedad cardiaca es una enfermedad del hombre", dice Smolina. "Las enfermedades del corazón en las mujeres jóvenes sólo han recibido recientemente atención de la investigación, por lo que es posible que los médicos y los pacientes todavía tengan la percepción errónea de que estos medicamentos para el corazón plantean riesgos para las mujeres más jóvenes", plantea.

Según Nadia Khan, otra coautora del estudio e internista general en el Hospital de St. Paul en Vancouver, Canadá, los pacientes deben preguntar a sus médicos si se les han prescrito todos los medicamentos que se sabe que benefician a los sobrevivientes de ataques cardiacos, que se les mantenga informados acerca de las terapias y para qué se utilizan. El médico debe asegurarse de que toman su medicamento según las indicaciones.