23 de septiembre de 2015

Artax Biopharma investiga un nuevo compuesto para enfermedades autoinmunes

Artax Biopharma investiga un nuevo compuesto para enfermedades autoinmunes
ARTAX BIOPHARMA

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La compañía biofarmacéutica española Artax Biopharma está investigando el potencial de un nuevo compuesto descubierto por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), todavía en fase experimental, que podría servir para tratar diferentes enfermedades autoinmunes crónicas como la artritis, la esclerosis múltiple o la enfermedad de Crohn.

El compuesto, conocido como AX-024, es un inmunomodulador selectivo del receptor de los linfocitos T (TCR, en sus siglas en inglés) en las células T del sistema inmune, clave en muchas de estas enfermedades en las que las células del organismo son atacadas por sus propios anticuerpos.

Su hallazgo ha sido fruto de la investigación del profesor Balbino Alarcón en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, centro del CSIC que compartiría la patente de dicho compuesto, y tras observar su potencial el objetivo ahora es desarrollar una molécula que permita "tratar e incluso curar" muchas de estas patologías, ha explicado el investigador en rueda de prensa.

El fármaco ha sido diseñado para administrarse por vía oral y, según ha explicado, su actividad permitiría actuar de forma selectiva contra la enfermedad "sin afectar a la capacidad del sistema inmune para responder a otras infecciones". Además, ha añadido Alarcón, parece producir un "efecto educativo" de modo que sigue siendo eficaz aunque se deje de aplicar el tratamiento.

De momento, un ensayo clínico en fase IA realizado en Reino Unido con 28 personas sanas ha servido para probar su actividad, ajustar la dosis y comprobar que no produce efectos secundarios significativos.

Además, tienen en marcha otro análisis para decidir mejor qué indicación tendrá, cuyos resultados conocerán a finales de este año, y poder iniciar la siguiente fase de desarrollo con pacientes.

COMO COMPLEMENTARIO O SUSTITUTIVO DE TERAPIAS ACTUALES

Las expectativas son muy altas y en principio "podría valer para varias enfermedades autoinmunes y en cualquier fase de desarrollo, tanto sustitutivo como complementario de los tratamientos actuales", ha precisado Alarcón.

Para su desarrollo, Artax Biopharma cuenta con 10 millones de dólares (unos 8,9 millones de euros) que han conseguido de diferentes inversores internacionales, entre ellos la empresa Advent Life Sciences o el exdirector general de Genzyme Henri Termeer, que forma parte de su Consejo de Administración.

"El próximo año sabremos el potencial que tenemos y si el fármaco puede cambiar la vida de las personas", ha apuntado Damia Tormo, CEO de la biofarmacéutica. Además, ha admitido que hasta que no se conozcan esos resultados no decidirán si completar el desarrollo clínico del compuesto o venderlo a otra compañía.

En cualquier caso, la compañía también está trabajando en el desarrollo de todo un portfolio de medicamentos centrados en el mismo mecanismo de acción y, de hecho, ya cuentan con entre 6 y 8 compuestos en desarrollo.