31 de mayo de 2019

Algunos antidepresivos podrían usarse como tratamiento para múltiples enfermedades infecciosas

Algunos antidepresivos podrían usarse como tratamiento para múltiples enfermedades infecciosas
PIXABAY - ARCHIVO

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

Algunos antidepresivos podrían usarse como tratamiento para múltiples enfermedades infecciosas, según ha sugerido un trabajo realizado por investigadores de la Escuela de Medicina de la Virginia Commonwealth University (Estados Unidos) y que ha sido publicado en la revista 'Life Science Alliance'.

En concreto, el estudio ha mostrado que los medicamentos antidepresivos llamados 'FIASMA', que incluyen desipramina, amitriptilina y nortriptilina, detienen el crecimiento o destruyen cuatro patógenos bacterianos intracelulares diferentes en cultivos celulares de tejidos y modelos animales.

"Las opciones de antibióticos para enfermedades causadas por bacterias intracelulares son limitadas porque muchos de estos medicamentos no pueden penetrar en las membranas celulares. En esencia, las bacterias están protegidas", han comentado los científicos.

Los antibióticos de tetraciclina se prescriben con mayor frecuencia para tratar infecciones bacterianas intracelulares porque pueden atravesar las membranas celulares para llegar a los microbios. Sin embargo, las tetraciclinas pueden causar reacciones alérgicas en algunos pacientes y los médicos desaconsejan su uso por parte de mujeres embarazadas y niños debido a efectos secundarios indeseables. Además, se ha reportado resistencia a los antibióticos en algunas bacterias intracelulares.

"Sería altamente beneficioso tener una clase de medicamentos para tratar dichas enfermedades en pacientes para los que las tetraciclinas están contraindicadas. Estos medicamentos podrían proporcionar una alternativa a los antibióticos o, incluso, usarse junto a ellos como un método para tratar infecciones que generalmente requieren tratamientos prolongados con antibióticos como, por ejemplo, los causados por la 'chlamydia pneumoniae' y 'Coxiella burnetti'.

Los científicos probaron la susceptibilidad de 'FIASMA' para cuatro especies bacterianas que causan anaplasmosis granulocítica humana, una enfermedad transmitida por garrapatas que ataca a los glóbulos blancos llamados neutrófilos y puede ser fatal para individuos inmunocomprometidos; la fiebre Q, una enfermedad neumónica debilitante; y dos infecciones por 'clamidia'.

De esta forma, observaron que las 'FIASMA' finalmente interrumpen la forma en que el colesterol, un nutriente clave utilizado por muchos patógenos intracelulares, transita dentro de las células para alterar el acceso de las bacterias al lípido. Además, demostraron que el tratamiento con 'FIASMA' mató al agente de la fiebre Q, 'Coxiella burnetii' e inhibió parcialmente las infecciones por 'clamidia' en cultivos celulares.