10 de febrero de 2014

Usar lágrimas artificiales, gafas de sol y parpadear con frecuencia ayuda a proteger los ojos en invierno

Usar lágrimas artificiales, gafas de sol y parpadear con frecuencia ayuda a proteger los ojos en invierno
SUNCHILD/FLICKR

MADRID, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

Usar lágrimas artificiales, gafas de sol y parpadear con frecuencia ayuda a proteger los ojos en invierno, según aseguran expertos de la Clínica Baviera, que avisan de que el clima más frío y seco de los meses invernales puede provocar una lubricación deficiente y, por ende, visión borrosa, picazón y ardor.

Asimismo, en los espacios interiores, el uso de la calefacción también incide incrementando la sequedad ambiental y los problemas en los ojos. Además, los expertos han recordado los peligros de la exposición a la radiación ultravioleta, puesto que en estos meses el sol se sitúa más bajo y a un ángulo diferente.

De hecho, las precauciones con la radiación ultravioleta han de ser mayores en el caso de quienes practican deportes de invierno, puesto que la nieve refleja mas del 80 por ciento de la luz solar, incluida la radiación ultravioleta, que aumenta un 10 por ciento por cada 1.000 metros extra de altura.

En este sentido, los especialistas han advertido de que la sobreexposicion produce la irritación intensa de la superficie de la cornea y de la conjuntiva y pueden producirse pequeñas ulceras corneales.

Por todos estos motivos, el director médico de la Clínica Baviera, Fernando Llovet, ha aconsejado usar lágrimas artificiales en el caso en el que se note ardor, cansancio o sensación de cuerpo extraño en el ojo; no frotar el ojo y lavarlo con suero fisiológico; supervisar las calefacciones y utilizar humidificadores, y parpadear con frecuencia para incentivar la producción de lágrima natural.

"En el caso en el que cualquiera de los síntomas persista y no se solucione de manera indicada es necesario acudir a un oftalmólogo para evitar que aparezca una afección de mayor gravedad", ha zanjado Llovet.