6 de noviembre de 2019

Tratamientos de belleza a evitar durante el embarazo

Tratamientos de belleza a evitar durante el embarazo
Pregnant woman in a new home, close upGETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ALENAPAULUS - ARCHIVO

MADRID, 6 Nov. (EDIZIONES) -

El embarazo es una etapa en la que la futura mamá debe cuidarse especialmente porque hay muchos cambios en su cuerpo y porque prácticamente todo lo que realice va a repercutir sobre su bebé. Cualquier cosa no vale.

En el capítulo concreto de la belleza que tratamos en este artículo hay muchas prácticas que no son teratogénicas, es decir, que no producen malformaciones en el feto, si bien pueden afectar a la salud de la embarazada debido a los cambios hormonales propios de esta etapa. Por todo ello, se recomienda tener especial cuidado con una serie de tratamientos, tal y como se detalla en el manual 'Crianza con ciencia' (Editorial Vergara).

Así, la mujer gestante desea cuidar la estética de sus piernas, igual que cuando no estaba embarazada, y ahora con más razón, ya que hay que acudir al médico cada dos por tres. "Existen algunos métodos que deberás evitar durante la gestación, así que procura informarte de cuáles son los más recomendables para ni el feto ni tú corráis peligro", señala el libro, a la vez que menciona:

.- Maquinillas de depilación eléctrica y manuales: Seguras al 100% porque inciden en la capa superficial de la piel. Pueden resultar molestas hasta que te acostumbres al dolor, y debes saber que el vello crece luego más fuerte y duro.

.- Cremas depilatorias: No se ha comprobado si tienen algún efecto nocivo o perjudicial para la madre y el feto. En caso de que nunca las hayas usado, haz una prueba antes aplicándolas en una porción pequeña de piel, con el fin de saber si tu dermis es sensible o no a ellas.

.- Cera: Este método es bastante controvertido y se esgrimen multitud de argumentos tanto a favor como en contra. La gran mayoría de expertos se opone al uso de cera caliente ya que creen que puede afectar directamente a la circulación y favorecer la aparición de varices. La cera fría está menos contraindicada, el cuerpo no rechaza tanto su aplicación debido a que la temperatura que tiene cuando entra en contacto con la piel no es tan alta.

.- Láser: No se sabe a ciencia cierta cuáles son sus efectos sobre el feto o la madre. Sí hay unanimidad a la hora de desaconsejarlo durante el periodo de gestación y la lactancia. En algunos casos incluso el láser resultaría incluso poco efectivo porque durante el embarazo los cambios hormonales pueden provocar hirsutismo o crecimiento excesivo de vello, que desaparece tras el parto.

.- Fotodepilación: Método seguro que no afecta ni a la madre ni al bebé. Si se desaconseja es por motivos de eficacia, pues sus efectos no van más allá del folículo piloso. Puede producir manchas en la piel.

Por otro lado, a la hora de teñirse el pelo, indican que no se ha encontrado ninguna prueba científica que justifique que sea malo colorearse el cabello porque la piel sólo absorbe una cantidad muy pequeña de las sustancias contenidas en los tintes. A falta de estudios concluyentes recomiendan esperar a que termine el primer trimestre de embarazo antes de teñirse, leer la etiqueta del producto y desechar aquellos que contengan 'acetato de plomo', aplicar el tinte con guantes y en lugares bien ventilados, usar tintes temporales que duren de 6 a 8 lavados y que no sean absorbidos por la piel, entre otros consejos.

A la hora de aplicarse cremas, advierten de que algunos componentes en ocasiones son perjudiciales durante el embarazo y por ello, aconsejan evitar:

.- El retinol: En cremas antienvejecimiento y antiacné; también se encuentra como 'ácido retinoico', 'palmitato de retinol', 'retinaldehído', 'adapaleno', 'tetrinoina', 'tazaroteno' o 'isetretinoína'.

.- La tetraciclina (antibiótico para combatir el acné).

.- La hidroquinona, utilizada para aclarar la piel y tratar el cloasma o melasma, o manchas en la piel.

.- Los ftalatos, en perfumes o esmaltes de uñas.

.- Formaldehído (esmaltes de uñas, productos para alisar el pelo, rímel para pestañas).

.-Tolueno: Evitar los esmaltes de uñas con metilbenceno, toluol o antisal. La mayor parte de esmaltes los contienen.

.- Amoníaco: presente en casi todos los tintes para el cabello.

.- Dihidroxiacetona, ingrediente habitual en los autobronceadores, y aparece en las etiquetas como 'DHA'.

.- Ácido tioglicólico (principalmente en cremas depilatorias, también se encuentra como 'mercaptoacetato', 'metilmercaptano', 'mecaptoacetato', 'ácido mercaptoacético').

.- Toxina butolínica o botox.

Contador

Lo más leído