22 de noviembre de 2015

¿Cómo tener un escote perfecto?

¿Cómo tener un escote perfecto?
JUPITERIMAGES

   MADRID, 22 Nov. (INFOSALUS) -

   Flacidez, arrugas y manchas son los quebraderos de cabeza de la mayoría de mujeres a la hora de lucir escote. Pero su aparición y presencia no sólo depende de factores genéticos, las largas exposiciones al sol y los rayos UVA, las disminuciones bruscas de peso y una mala alimentación son cosas que debes evitar si quieres mejorar el aspecto del pecho. Además, al igual que otras partes del cuerpo, los senos y el escote también necesitan un cuidado especial.

   La doctora Elisa Fernández, inventora del sujetador antiarrugas 'NightBra', nos explica que solo depende de una misma tener un escote 10 y eso es posible gracias a una alimentación saludable, ejercicios correctos y pequeños cuidados diarios. Aquí hemos seleccionado algunos de los consejos que pueden ayudarte a cuidar esta zona tan sensible.

   * Elige el sujetador correcto.

   Según un estudio del Instituto Médico-Estético, aproximadamente el 80% de las españolas lleva una talla errónea de sujetador, sin embargo el buen uso de los sujetadores es una de las claves a la hora de prevenir defectos en el escote.

   Según los expertos, no sólo la mayoría lleva una talla errónea de sujetador sino que más del 40 por ciento de las mujeres tampoco sabe su talla. La doctora Elisa Fernández recomienda utilizar un sujetador adecuado de día que se adapte a la parte externa de las mamas, con tirantes convenientes para no castigar los hombros y unas copas adecuadas según el tamaño/peso de las mismas.

   * La natación, el aliado perfecto.

   La actividad física siempre es buena idea y para mejorar la firmeza del busto, además, es la mejor opción. La doctora recomienda la natación, ya que "es el ejercicio más completo, donde además de mejorar la musculatura en brazos y piernas se consigue retrasar la caída del pecho".

   Además, los expertos también aconsejan hacer flexiones y realizar sesiones de yoga y pilates para mantener firme esa zona. No hace falta seguir una dieta estricta, sino una dieta equilibrada para mejorar el pecho y la piel.

* Hidrata y exfolia.

   Al igual que el resto del cuerpo, la zona del pecho necesita una hidratación mediante cremas y exfoliación. En el mercado ya hay productos que especialmente elaborados para esta zona, que mejoran los niveles de humedad, elasticidad y tono, "creando una barrera impermeable que impide la pérdida de agua consiguiendo así una piel más oxigenada", explica.

   También se debe exfoliar una o dos veces por semana: preferiblemente con un exfoliante suave ya que la zona es muy fina y delicada. Los expertos aconsejan, además, terminar las duchas con pequeños toques de agua fría tanto en el escote como en las mamas para conseguir un efecto tonificante en la piel.

   * Usa un rejuvenecedor natural.

   Otro aliado a tener en cuenta es el aloe vera, reconocido por sus innumerables propiedades, se ha demostrado que también es el socio perfecto para lucir un buen escote. La doctora ha tenido esto en cuenta y ha lanzado una gama especial de 'NightBra'. "Este modelo además de evitar las arrugas va hidratando la piel continuamente gracias a las microcápsulas de aloe vera y al igual que el resto tiene un efecto relajante sobre la espalda", explica.

   * Elimina las manchas.

   Lo primero que hay que tener en cuenta es que el sol es uno de los grandes enemigos del escote. Las largas exposiciones sin protección alguna y abusar de los rayos UVA hacen que la aparición de manchas en la piel sea cada vez mayor.

   La experta nos da un truco para ir eliminando esas manchas que tanto molestan, consiste en aplicar zumo de limón sobre ellas y aclararlo pasados 20 minutos, esto las irá eliminando poco a poco. Es importante realizarlo de noche ya que bajo la luz solar el limón puede generar manchas blancas en la piel.

   * Mantener una correcta postura.

   Cirugía al margen, no hay ejercicios milagrosos ni cremas que de la noche a la mañana hagan aumentar una talla de sujetador. El consejo más útil es atender a tu espalda adoptando a diario una postura correcta. De este modo mantendrás una cierta tensión en los pectorales y casi de forma inconsciente ayudarás a mantener las mamas en posición.

* Utilizar un sujetador antiarrugas.

   La doctora Elisa Fernández ha hecho posible que la formación de arrugas en esa zona sea un problema evitable gracias al sujetador antiarrugas que ha creado. 'NightBra', nombre con el que bautizó su invento en 1996, es un sostén que actúa de noche sobre las arrugas. "No sólo previene y reduce la aparición de estas sino que es perfecto para mantener la firmeza y retrasar la caída del pecho durante el día, además de corregir la posición de la espalda", señala.

Para leer más