23 de enero de 2014

Aumentar el flúor de las pastas de dientes ayuda a evitar las manchas blancas que dejan las ortodoncias

Aumentar el flúor de las pastas de dientes ayuda a evitar las manchas blancas que dejan las ortodoncias
VITALDENT

NUEVA YORK, 23 Ene. (Reuters/EP) -

   Investigadores de la Universidad de Malmoe, en Suecia, han descubierto que enriquecer la pasta dentífrica con mucho flúor puede ayudar a evitar las marcas blancas que dejan muchos aparatos de ortodoncia, según han demostrado con un estudio cuyos datos publica en su último número la revista 'European Journal of Orthodontics'.

   En concreto, según han visto en un estudio desarrollado en niños de 11 a 16 años, una pasta de dientes con un contenido de flúor cuatro veces mayor puede reducir en un tercio su aparición tras su uso prolongado.

   Estudios previos ya han demostrado que hasta un 85 por ciento de los pacientes que usan este tipo de dispositivos puede desarrollar este tipo de manchas, que suelen ser permanentes. "Para reducir este efecto ya hay varios productos disponibles en el mercado pero la evidencia científica sobre su eficacia es todavía deficiente", ha reconocido Mikael Sonesson, autor del estudio.

   Para comprobar si el aumento de flúor es beneficioso, en su estudio involucraron a más de 400 niños que fueron divididos en dos grupos. Uno de ellos se cepillaba los dientes con una pasta que contiene 1.450 partículas de flúor por millón (ppm), lo habitual en la mayoría de estas sustancias, y en otro se utilizó una pasta nueva con 5.100 ppm.

   Antes de iniciar el estudio, a todos los jóvenes le hicieron fotos de su dentadura, que se repitieron una vez retirados los aparatos, que llevaron durante una media de 1,8 años.

   Cuando los investigadores analizaron los resultados vieron que alrededor del 45 por ciento de los pacientes que se cepillaban con pasta dental normal desarrolló manchas blancas, frente al 34,6 por ciento de los que usaron la pasta rica en flúor, lo que supone una reducción del 32 por ciento.

   No obstante, reconocen que esta pasta de dientes debe usarse una vez al día, a diferencia de las convencionales, y los usuarios no pueden tragársela, ni comer ni beber en la media hora posterior al cepillado.

   Asimismo, para evitar estas manchas blancas y que la dentadura se acabe dañando con el uso de aparatos, los expertos recomiendan también ser muy cuidadosos con el cepillado y el uso de hilo dental, así como evitar una dieta rica en hidratos de carbono, ya que puede favorecer la aparición de caries.