2 de octubre de 2019

Si sólo vas a hacerte un tratamiento estético después del verano, que sea éste

Si sólo vas a hacerte un tratamiento estético después del verano, que sea éste
Peeling, tratamiento facialGETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / A - ARCHIVO

MADRID, 2 Oct. (EDIZIONES) -

Los efectos del verano empiezan a disiparse y, mientras los días se hacen más cortos y más frescos, es hora de valorar las consecuencias físicas del período estival. Determinadas partes del cuerpo sufren por la exposición constante a los elementos, como agua, sol y viento. Pero tienen solución.

"Yo diría que, en general, casi todo el cuerpo ha estado expuesto, pero las tres partes que más se han deteriorado en verano son, sobre todo, la cara, el pelo y las manos", especifica la presidenta de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), la doctora Petra Vega, que sitúa al sol como principal culpable.

En efecto, la piel es una de las grandes damnificadas del verano, pero no sólo por la acción del sol, aunque sea "el gran dañino de la época que acabamos de pasar", matiza la doctora Vega. El agua clorada de las piscinas conlleva perjuicios para la misma.

"El agua de las piscinas, sobre todo las cloradas, afecta a las últimas capas de la piel, la epidermis, y la reseca y la resquebraja", explica la presidenta de SEME. No así el agua del mar, que "en realidad es buena porque nos va a mejorar muchos aspectos de la piel", según la experta. Sin embargo, las consecuencias del agua sobre la piel quedan algo diluidas por la compensación que supone hidratarse después, detalla la doctora Vega.

De las partes mencionadas, la víctima fundamental del sol es la cara, señala la presidenta de SEME. Por lo tanto, tras el verano, la doctora Vega recomienda primeramente un 'peeling' facial "con la idea de eliminar estas células que han sufrido la acción del sol", defiende la experta.

Un 'peeling' permitirá "revitalizar la piel, regenerarla, eliminar estas capas más dañadas y empezar una renovación interior", indica la doctora Vega, que insiste en que, a su juicio, es "el tratamiento primordial tras el verano desde el punto de vista de la piel".

Según el tipo de piel que se tenga el 'peeling' será distinto. "Es muy importante que este 'peeling' sea personalizado al tipo de piel que queremos mejorar", hace hincapié la doctora Vega, que distingue entre grasa, manchada y seca.

Para una piel grasa, el 'peeling' se realizará "a través de ácido salicídico o ácido tricloroacético, en condiciones adecuadas", continúa la presidenta de SEME. En cuanto a la piel manchada, porque "septiembre es el mes de las manchas", puntualiza la doctora Vega, "tendríamos que hacer o 'peelings' con productos despigmentantes o bien mascarillas despigmentantes", clarifica la experta.

En cuanto a la piel seca, el tratamiento se llevará a cabo "con factores como ácido glicólico, que en bajas concentraciones nos ayuden a eliminar esas capas muertas sin demasiada agresividad", concluye la doctora Vega.

Además del 'peeling', la doctora Vega aconseja hidratar la piel con vitaminas o complementos minerales. "Estos serían dos tratamientos para mí fundamentales a nivel de lo que es la estética de la piel", insiste la experta.

Para el pelo

En cuanto al pelo, otro gran sufridor del verano, tiene la particularidad de que en otoño se cae, algo que se ve "fisiológicamente como una renovación", matiza la experta. En este sentido, la doctora Vega recomienda "estar muy atentos si notamos una caída mayor de lo habitual en esta época".

Después del verano, se pueden usar "lociones con fórmulas magistrales, como minoxidil, para reforzar desde dentro" y "es un buen momento para tomar complementos vitamínicos que nos ayuden a reforzar un poco la raíz del pelo y, en caso de que avance, sería buen momento para aplicar las terapias regenerativas de medicina estética, como el plasma rico en plaquetas", agrega la presidenta de SEME. Este tratamiento, según la experta, "va a evitar esa caída masiva que podemos tener que no siempre va a ser reemplazada por otro pelo".

Contador

Lo más leído