28 de febrero de 2020

La rinoplastia líquida, una alternativa en pacientes que no necesitan cirugía

La rinoplastia líquida, una alternativa en pacientes que no necesitan cirugía
Portrait of two women with bandaged noses - GETTY//STOCKBYTE - ARCHIVO

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

La rinoplastia líquida es una técnica de relleno dérmido que ofrece una forma rápida y segura de remodelar la nariz, según ha concluido un gran estudio que ha analizado 5.000 procedimientos de este tipo entre 2015 y 2019, la mayor experiencia publicada hasta la fecha.

A medida que los pacientes continúan buscando tratamientos no invasivos en todo el espectro cosmético, la rinoplastia líquida está emergiendo como la alternativa no quirúrgica a la reparación de nariz tradicional. Al utilizar rellenos dérmicos para cambiar el aspecto de la nariz, está ganando popularidad debido a su costo relativamente bajo, su conveniencia y su corto tiempo de recuperación.

Anteriormente se ha debatido sobre la seguridad y la eficacia de este procedimiento, especialmente en ausencia de estudios a gran escala que informen sobre los resultados en los pacientes. Para abordar este vacío, este trabajo, publicado en la revista 'Plastic and Reconstructive Surgery', ha analizado una gran cantidad de casos.

Según el estudio, el ácido hialurónico es el relleno preferido por su reversibilidad en caso de oclusión vascular. Otro beneficio es que puede ser premezclado con anestesia local, evitando la necesidad de anestesia local preprocedimental que puede distorsionar o enmascarar deformaciones sutiles que se busca corregir.

La edad media de los pacientes era de 27 años (rango 18 - 78), y el grupo de edad más numeroso era el de 25-34 años, que representaba el 52 por ciento de la cohorte, con un predominio femenino en la misma. El tiempo medio del procedimiento fue de solo 12 minutos, mientras que el promedio de relleno inyectado fue de menos de un mililitro (0,72 mL), y la puntuación media de dolor fue de solo 2 en una escala de 10 puntos.

La queja más común de los pacientes fue una joroba dorsal, que afectó al 44 por ciento. Alrededor del 20 por ciento de los pacientes buscaban refinar sus resultados después de una cirugía de rinoplastia previa. La rinoplastia líquida también se usó para tratar otras preocupaciones de los pacientes, como la punta nasal caída (alrededor del 15 por ciento), la falta de definición (casi el 9 por ciento), la asimetría frontal (7 por ciento) y la punta bulbosa (6 por ciento).

Para leer más