25 de agosto de 2020

Reducir el tamaño de las raciones y hacer ejercicio físico, clave para perder peso

Reducir el tamaño de las raciones y hacer ejercicio físico, clave para perder peso
Dieta, verdura, ensalada. - PIXABAY/ALEXAS_FOTOS - ARCHIVO

VALÈNCIA, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

Reducir el tamaño de las raciones, hacer ejercicio físico, huir de las dietas 'exprés o milagro' y apostar en su lugar por aquellas que sigan las 'tres s' (sostenible en casa y fuera de casa, sostenible en el tiempo y sostenible con el medio ambiente) son algunos de los consejos para perder peso de los expertos de Quirónsalud.

En un comunicado, la dietista y especialista en Nutrición de la Unidad de Obesidad y Nutrición de Quirónsalud Valencia, Rocío Práxedes, asegura que "en una dieta saludable no existen los alimentos prohibidos, pero sí es necesario ordenar la frecuencia de consumo y raciones de los alimentos".

Según la doctora, en relación a los fritos la recomendación de aceite de oliva diario es de 3-6 cucharas soperas y dependerá principalmente de la actividad física que se realice y la edad: "Si una vez por semana consumimos pescado frito, ese día gastaremos más aceite del indicado antes, pero si utilizamos aceite de oliva virgen extra, cocinamos en sartén y no lo reciclamos estaremos fomentando el consumo de grasa de calidad y de pescado en casa y si acompañamos con una ensalada, conseguiremos nivelar el aporte calórico de la comida".

En relación a los dulces, aconseja buscar estrategias para controlar el consumo sin prohibir. No tenerlo en casa y elegir una tarde de la semana para comprar uno e incorporarlo en la merienda, sin esconderse ni sentirse mal por ello es su recomendación.

DIETAS RESTRICTIVAS

La especialista Mari Carmen Díaz, experta en Dieta y Nutrición de Quirónsalud Alicante, afirma que si una dieta restrictiva se mantiene en el tiempo "puede resultar realmente peligrosa" porque elimina los nutrientes de la alimentación con el objetivo de perder peso. Y ello puede dar lugar a una pérdida de masa muscular, pero no por ello se gana en calidad de vida ni en verse más delgada la persona, sino que tendrá menos fuerza y sentirá fatiga.

También puede provocar la falta de nutrientes esenciales, con la consecuente aparición de deficiencias y de síntomas que empeoran nuestra calidad de vida. Según la doctora Díaz, "lo mejor es apostar por una dieta variada" y "el mensaje radical no es saludable ni sostenible".

"¿Dejarás de comer helado para siempre? El resultado de pérdida de peso no se mantendrá cuando dejes la dieta restrictiva", ha señalado, para advertir de que alimentarse bien no es sólo comer verduras y tampoco lo es comer poco.

La doctora Carolina Pérez, especialista en nutrición de Quirónsalud Murcia y Torrevieja, explica que "las dietas milagro o express no son equilibradas, pueden producir signos y síntomas por déficit de nutrientes esenciales o por exceso de otros" pero en todas suelen aparecer debilidad, falta de energía, flacidez, piel arrugada y más seca, uñas quebradizas, caída del pelo, mal olor del sudor y bucal, falta de vitalidad en general, somnolencia, apatía, dolor de cabeza, mareos o visión borrosa.

Y en todas se produce un efecto que es el rebote, con el que al dejar el método empezamos a recuperar el peso perdido rápidamente y en mayor cantidad, favoreciendo que se acumule la grasa en otras zonas del cuerpo donde no se depositaba tanto o con anterioridad. Por tanto, no son nada recomendables. Estas dietas realizadas varias veces al año pueden causar diabetes y problemas tiroideos.

CONSEJOS AL EMPEZAR UNA DIETA

En cualquier caso, a la hora de empezar una dieta hay que ponerse, según los especialistas, unos objetivos claros y realistas, distribuir la ingesta en varias tomas lo largo del día, aprender a seleccionar qué alimentos se debe comer en mayor cantidad y cuáles en menor cantidad, incluir el ejercicio físico en la rutina diaria, planificar las comidas, priorizar el consumo de agua a otro tipo de bebida, aprender a decir no, ser constante y perseverante con el objetivo marcado y por encima de todo que el cambio hacia una alimentación más saludable haya sido decisión personal.

Según la doctora Díaz, especialista de Quirónsalud Alicante, es importante añadir que debe ser completa, aportando todos los nutrientes que necesita el organismo: hidratos de carbono, grasas, proteínas, vitaminas, minerales y agua; equilibrada, suficiente, la cantidad de alimento ha de ser la adecuada para mantener el peso dentro de los rangos de normalidad y en los niños lograr un desarrollo y crecimiento proporcional; adaptada a la edad, al sexo, a la talla, a la actividad física que se realiza, al trabajo y al estado de salud y variada.

La doctora Pérez, de Quirónsalud Murcia, concreta: "Los hidratos de carbono son la fuente de energía más eficiente para nuestro organismo, estos deberían representar el 55% de nuestras calorías ingeridas, un 30% para las grasas y dejaríamos el 15% restante a las proteínas".

Contador

Para leer más


Lo más leído