4 de febrero de 2021

Una quinta parte de los melanomas no se diagnosticaron durante la pandemia por COVID-19

Una quinta parte de los melanomas no se diagnosticaron durante la pandemia por COVID-19
JUNTA DE ANDALUCÍA - ARCHIVO

MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

Una encuesta reciente realizada a más de 700 dermatólogos de todo el mundo ha revelado el impacto de la pandemia por coronavirus en la detección del cáncer de piel tipo melanoma. En comparación con las revisiones dermatológicas realizadas habitualmente en un año normal, los dermatólogos calculan que puede ser que una quinta parte (21%) de los melanomas no se hayan diagnosticado en 2020, con un tercio (33,6%) de incomparecencias a las consultas a causa de la pandemia.

Si se consideran estas cifras, además de las tasas de incidencia de melanoma más recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la encuesta parece indicar que, en todo el mundo, más de 60.000 melanomas no se han diagnosticado y que esta cifra, en España, alcanza los 1.113 casos sin detectar.

En la encuesta, desarrollada por la Coalición Global para la Defensa del Paciente con Melanoma (la alianza de organizaciones benéficas relacionadas con el melanoma a cargo de la encuesta), han participado dermatólogos españoles. Dicha participación se ha llevado a cabo a través de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) y su Fundación Piel Sana, involucradas desde hace más de 20 años en la prevención del cáncer de piel a través de la campaña Euromelanoma.

"Los confinamientos necesarios durante la crisis de la COVID, además de la carga adicional sobre los sistemas sanitarios, han llevado a que se pierda una proporción preocupante de revisiones profesionales de la piel. Por lo tanto, con esta tendencia que parece que vaya a continuar hasta que todos salgamos de la pandemia, cobra especial importancia que la gente revise su propia piel para ver si presentan melanomas", ha comentado el responsable de campañas de la Fundación Piel Sana de la AEDV, Agustín Buendía Eisman.

Desde la AEDV, se ha venido insistiendo en estos meses de pandemia en el riesgo de retrasar el diagnóstico del cáncer de piel. El pasado mes de abril se dio a conocer los datos de un estudio, realizado con el apoyo de la Academia, que mostraban que un retraso de tres meses en el diagnóstico de los carcinomas de células escamosas suponía una pérdida en la supervivencia de hasta 8 puntos a los 5 años y de 13 puntos en el caso de los melanomas. Durante el periodo de confinamiento, en España se redujeron en un 40 por ciento los tumores intervenidos y aumentó el número de tumores gruesos de piel, tipo melanoma y no melanoma.

Por estos datos, desde el Grupo Español de Dermato-Oncología y Cirugía de la AEDV, se pide actuar frente a los riesgos que entraña que la incidencia del cáncer cutáneo siga creciendo si se frena la actividad sanitaria o si estos pacientes, especialmente los mayores con melanoma u otro tipo de cáncer de piel, no acuden al dermatólogo.

Contador

Para leer más