11 de marzo de 2014

Podólogos recomiendan durante las Fallas no estrenar zapatos y cortarse adecuadamente las uñas ante las largas caminatas

Podólogos recomiendan durante las Fallas no estrenar zapatos y cortarse adecuadamente las uñas ante las largas caminatas
EUROPA PRESS

VALENCIA, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Colegio de Podólogos de la Comunidad Valenciana recomienda, ante la Fallas, no estrenar zapatos si se van a realizar largas caminatas, cortarse las uñas de forma adecuada, escoger un calzado flexible que amortigüe la pisada y, en caso de que parezcan rozaduras, utilizar protecciones adecuadas en lugar de tiritas porque estás no protegen adecuadamente y maceran la zona.

Los especialistas recuerdan, a través de un comunicado, que "si algo caracteriza a las Fallas son las largas caminatas que se realizan, algo que es especialmente intenso en el caso de los falleros al participar durante horas en actos que implican estar de pie como puede ser la Ofrenda".

Por ello, desde el Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana (ICOPCV) se ha elaborado un decálogo con consejos fundamentales para preparar los pies para estas fiestas y evitar posibles molestias que pueden resultar realmente dolorosas.

Deben ser especialmente cautelosos con el cuidado de sus pies las personas que padezcan diabetes, obesidad, tengan mala circulación y/o algún tipo de deformidad (juanetes, dedos en garra, etc.), advierten.

Entre las recomendaciones de los podólogos figuran cortar las uñas adecuadamente con forma cuadrada y no demasiado apuradas; concertar cita con el podólogo unos días antes para hacer una revisión preventiva y tratar cualquier anomalía en la pisada, duricias, roces o callos que hubieran aparecido; y no estrenar zapatos si se prevé estar mucho rato caminando, de pie o, incluso, bailando.

Igualmente, sugieren utilizar calcetines de algodón o de lino sin costuras. Agregan que, en el caso de los falleros que se visten con el traje regional, es frecuente que los calcetines molesten mucho por las costuras y el dibujo calado. Por esto se recomienda la utilización de protectores para la planta (los conocidos "pinkies") que evitarán las molestias y roces en esta zona y en los dedos.

El decálogo aboga además por evitar zapatos de punta estrecha y tacones de más de 3 centimetros; calzar zapatillas deportivas con buena amortiguación si se prevén largas caminatas o mucho tiempo de pie como, por ejemplo, para ir a una mascletà; usar almohadillas para evitar el roce del calzado y la irritación de las zonas de presión; y no utilizar callicidas salvo prescripción podológica porque incorporan medicación que suele ser un cáustico y que podría provocar quemaduras o lesiones ulcerativas considerables si no se utilizan correctamente.

ROZADURA

En caso de que se produzca alguna rozadura, la zona debe protegerse lo antes posible y para esto hay que evitar el uso de tiritas porque son pequeñas y maceran las heridas. Es recomendable hacerlo con protecciones adecuadas como parches que no llevan medicación o con gasa y esparadrapo que no sea de tela. Por último, aseguran que una buena forma de relajar los pies al llegar a casa es ponerlos en alto para favorecer la circulación y realizar baños de contraste de agua tibia y agua fría.

También son muy útiles los aceites y tinturas que pueden adquirirse en farmacias y que actúan como antiinflamatorios, mejoran la circulación o los refrescan aportando sensación de alivio y confort. Un ejemplo de esto son los baños con jengibre, cremas a base de castaño de indias, tintura de árnica, esencia de menta o el aceite de romero.