26 de febrero de 2015

Los podólogos advierten de que la forma de caminar y zapatos de tacón puntiagudos son la primera causa de los juanetes

VALENCIA, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Colegio de Podólogos de la Comunidad Valenciana ha advertido este jueves de que la forma de caminar y los zapatos de tacón puntiagudos son la primera causa del 'Hallux abductus valgus ' o la dolencia conocida como "juanete", que se caracteriza por ser una desviación producida al desplazarse el dedo gordo o el pequeño del pie hacia el resto de dedos, creando un bulto de hueso en el borde externo que puede presentar hinchazón y enrojecimiento y un fuerte dolor al caminar.

Según ha informado la institución colegial en un comunicado, un tratamiento "precoz" es "fundamental" para evitar la presión sobre el bulto y detener la progresiva deformación de la articulación.

Asimismo, ha destacado la necesidad de un tratamiento adecuado de esta dolencia porque "al tratarse de una articulación que soporta gran parte del peso al caminar, puede ser muy doloroso, impidiendo incluso andar, y provocar alteraciones en la marcha que repercutan negativamente en otros miembros del aparato locomotor".

Aunque los juanetes pueden aparecer entre los 14 y los 16 años, es en los adultos, a partir de los 40 años, cuando comienzan a presentar molestias. Afecta principalmente a las mujeres por el uso de zapatos puntiagudos, apretados y de tacón alto.

"Si bien en la mayor parte de casos es necesario intervenir quirúrgicamente, en el caso de que aparezca esta patología es muy importante una detección precoz por parte del podólogo y la aplicación de un tratamiento temprano que alivie la presión sobre el bulto para detener la progresiva deformación de la articulación y reducir el dolor del paciente para que pueda llevar una vida normal y activa", ha declarado Alfredo Martínez, presidente del ICOPCV.

Para esto, se aconseja la utilización de ortesis de silicona a modo de separadores, adaptación de plantillas (ayudan a mantener el pie en una posición más fisiológica, reduciendo la presión y el dolor), llevar calzado de puntera amplia y fabricado en materiales flexibles (como lycra o gomas especiales) para no presionar sobre la zona y evitar el tacón de más de cinco centímetros de alto. Además, si el juanete se inflama y duele es aconsejable aplicar hielo "varias veces al día para reducir la hinchazón y si apareciera alguna herida, acudir de inmediato al podólogo para su tratamiento".

(EUROPA PRESS COMUNITAT VALENCIANA)

VA SOC 20150226191638 EPL