Las partes del cuerpo más afectadas por el embarazo y cómo pueden mejorarse después

Las partes del cuerpo más afectadas por el embarazo y cómo pueden mejorarse después
31 de julio de 2018 CEDIDA

MADRID, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

El embarazo es un proceso que transforma a una mujer en todos los aspectos de su vida, pero el físico, por ser visible, es el más acusado. Aunque tras el nacimiento de un bebé es complicado estar perfecta, "seguir una dieta equilibrada, siempre controlada por un especialista, y hacer ejercicio moderado durante el embarazo", según explica el especialista en cirugía plástica, el doctor Pierre Nicolau, constituyen algunas de las claves para recuperar la figura o mejorar el aspecto de la mujer tras el parto.

En cuanto a la alimentación, ha de ser completa, variada y equilibrada y se recomienda que sea rica en calcio y en hierro, similar a la seguida durante el embarazo. Los médicos aconsejan el consumo de alimentos ricos en fibra como verduras, frutas y pan integral para no favorecer la aparición del estreñimiento normal de este período y evitar la aparición o agravamiento de las hemorroides.

Se intentará, además, reducir azúcares, pastas, bollería industrial y grasas de origen animal y sí tomar alimentos ricos en hierro, como carnes o legumbres.

Los expertos aconsejan también no hacer dietas de adelgazamiento y recomiendan también tomar entre medio litro y tres cuartos de leche para lograr el aporte de calcio y beber más de dos o tres litros de líquidos en general si se está llevando a cabo lactancia.

En el caso de la lactancia, deben evitarse los alimentos que dan mal sabor a la leche, como las espinacas, los espárragos, las alcachofas y los ajos, sobre todo si es evidente que el lactante rechaza la toma. No hay que tomar, de igual manera, alcohol, café y nicotina. Si se está dando el pecho, tampoco hay que tomar medicamentos sin indicación médica.

En referencia al ejercicio físico durante el embarazo, la Fundación Española del Corazón (FEC) especifica que tiene múltiples beneficios sobre la mujer, como un mejor estado físico y mental o la estimulación de la circulación sanguínea, pero coincide con el doctor Nicolau en que facilita que el cuerpo de la mujer que acaba de dar a luz recupere la forma.

La FEC matiza que el ejercicio ideal a realizar durante el embarazo, al menos tres veces por semana, son las actividades físico-deportivas de gran componente aeróbico donde participen los grandes grupos musculares tales como andar, nadar y el golf. Bicicleta también, pero de forma suave y de recorrido llano.

PARTES DEL CUERPO MÁS AFECTADAS

No obstante, si dieta y ejercicio no fueran suficiente para la madre, el doctor Nicolau analiza las partes del cuerpo más afectadas tras el parto y qué procedimientos estéticos pueden llevarse a cabo en cada una de ellas para recuperarlas definitivamente.

- El pecho. Es de las más afectadas, ya que aumenta de volumen para preparar la lactancia. "Si el mayor tamaño de las mamas es debido únicamente a un aumento del volumen de la glándula, una vez finalizada la lactancia, el pecho volverá a su forma habitual", explica el experto en medicina estética.

Pero, si hay grasa, cuando la mujer deje de dar el pecho puede quedarse con el mismo "caído y vacío", según el doctor. Por lo tanto, "someterse a una operación estética que permita recuperar la forma deseada" es una posibilidad para el doctor Nicolau.

Existen "varias opciones: se pueden implantar prótesis mamarias y también está la posibilidad de rellenar el pecho con injertos de grasa", indica.

- El abdomen. "Con el vientre pasa exactamente lo mismo que con el pecho, el embarazo modifica su morfología para adaptarse a las necesidades del bebé", apunta el experto. Si los resultados de la gimnasia para reforzar los músculos del abdomen no satisface a la madre, "al cabo de 6 u 8 meses del parto" puede "someterse a una cirugía para reducir el exceso de piel y de grasa o reparar los músculos", dice el doctor Nicolau.

- Glúteos y caderas. Sobre todo, la problemática con esta zona del cuerpo está derivada por la retención de líquidos. En este caso "tratamientos como la presoterapia y los drenajes linfáticos son fundamentales para acelerar su eliminación y recuperar la figura", indica el experto.

- El suelo pélvico. "Se recomienda hacer una rehabilitación especial para retensar los músculos durante 4 o 6 meses" pero "también existen tratamientos poco invasivos como inyecciones o radiofrecuencia", ha apuntado el doctor Pierre Nicolau.

- La piel. El principal problema de la piel tras el embarazo son las estrías, "fruto de los cambios hormonales y no de la tensión de la piel", matiza el experto. Esto hace que sea más difícil prevenirlas y eliminarlas una vez han aparecido, por lo que el doctor recomienda cuidar la piel con mucha hidratación.

El doctor aconseja que el tiempo mínimo para someterse a una operación de cirugía estética tras el parto se sitúa en 3 o 4 meses, pero lo ideal es de 6 a 8. "En medio año, el cuerpo de la mujer ha tenido tiempo de recuperarse por sí solo, y entonces es el momento de valorar si una operación estética es necesaria o no".

El doctor hace una última recomendación: no someterse a una cirugía plástica durante el parto. "El día que se da a luz, lo importante es que tanto el bebé como la madre estén bien de salud. La única técnica que es recomendable durante el parto es la episiotomía, para que la cabeza del bebé salga correctamente y no desgarre la pared vaginal", indica.