26 de diciembre de 2014

La ortodoncia 3D permite a los pacientes demostrar cómo va a quedar su sonrisa antes de iniciar su tratamiento

La ortodoncia 3D permite a los pacientes demostrar cómo va a quedar su sonrisa antes de iniciar su tratamiento
ORTOPLUS/ ALINEADENT

MADRID, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La tecnología 3D ha permitido que mediante el ordenador o el 'iPhone' los pacientes puedan visualizar el estado de su dentición y el resultado de su sonrisa antes de empezar un tratamiento de ortodoncia invisible, y también durante las etapas intermedias, por lo que aporta por parte del paciente motivación y colaboración, además de determinar el éxito y la precisión de los tratamientos de ortodoncia.

   Este sistema está basado en un conjunto de férulas transparentes que cambian gradualmente la posición de los dientes utilizando una impresora 3D. "En el trabajo de ortodoncia, la recuperación de la sonrisa es uno de los objetivos de más peso", ha señalado el director del laboratorio Alineadent, Jesús García.

   Además, la digitalización de los procesos reduce los costes de producción y las visitas a la clínica dental, al ganarse en precisión y minimizarse los errores humanos. Ello implica grandes ventajas tanto para los usuarios de tratamientos de ortodoncia como para los profesionales de la salud y la estética dental.

   Los pacientes demandan soluciones más estéticas y discretas por lo que estas técnicas de ortodoncia intentan reducir el impacto visual y alejarse de los sistemas tradicionales como los 'brackets', y esto se demuestra en que la cifra de adultos que se han sumado a la ortodoncia moderna se ha triplicado en los últimos años.

   Respecto a esto, la ortodoncia invisible es uno de los métodos de vanguardia, especialmente por su precisión y por su discreción, pero también por su comodidad -minimiza las rozaduras y heridas-, higiene -permite la limpieza completa de la boca- y practicidad ya que estas férulas se pueden quitar y poner en cualquier momento.

   Sin embargo, no cualquier tratamiento de ortodoncia es válido para cualquier paciente. El profesional es el que debe informar al paciente de las diferentes alternativas y de los posibles resultados que se pueden conseguir.