5 de noviembre de 2012

Un nuevo sistema 3D permite a las mujeres que se someten a una cirugía mamaria ver antes cómo quedará el pecho antes

Un nuevo sistema 3D permite a las mujeres que se someten a una cirugía mamaria ver antes cómo quedará el pecho antes
CENTRO MÉDICO TEKNON

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo sistema en 3D, 'Vectra X3', permite a las mujeres que se van a someter a una cirugía mamaria ver cómo quedará su pecho antes de la operación. En concreto, este nuevo simulador de imágenes en tres dimensiones permite mostrar en imágenes virtuales a la paciente los resultados de la operación.

El Centro Médico Teknon de Barcelona es pionero a nivel europeo en utilizarlo y, según ha asegurado el doctor y experto en cirugía de mamas, Vicente Paloma, con este dispositivo las pacientes pueden escoger la talla que más les guste y ver cómo les queda.

En este sentido, Paloma ha recordado que existen diferentes técnicas: una utilizada para aumentar la mama, otra para reducirla, una que sirve para evitar el pecho caído, y otra para las mamas tuberosas.

En el primer caso, se realiza una pequeña incisión en el surco submamario, en la axila, o alrededor de la areola mamaria, y se introduce un implante que se coloca detrás de la glándula mamaria. Dependiendo de cada caso concreto, el cirujano decidirá colocar el implante delante, o bien detrás del músculo pectoral. En este sentido, Paloma ha recomendado las prótesis de gel de silicona de alta cohesividad, que son las más utilizadas.

Asimismo, este experto es pionero en la utilización de células grasas para aportar volumen en las mamas y es uno de los expertos que está liderando una nueva línea de investigación de implantes de grasa autóloga con grasa de la propia paciente. En este caso, el doctor recomienda esta técnica, más conocida como 'lipofilling', en aquellas mujeres que quieren aumentar un poco el pecho, de forma natural y que, al mismo tiempo, quieren eliminar la grasa localizada de alguna zona de su cuerpo.

Actualmente, el doctor se encuentra investigando la incorporación de factores de crecimiento en este tipo de implantes para conseguir que no se reabsorban y sean permanentes. "El objetivo de estas investigaciones es conseguir sustituir, en un futuro, los implantes artificiales por implantes naturales con grasa del propio paciente", ha aclarado.

MASTOPEXIA Y REDUCCIÓN DE MAMAS

Por otra parte, la mastopexia --reafirmación del pecho-- se recomienda en aquellas mujeres que han pasado por un embarazo o la lactancia y han perdido la firmeza en sus mamas, así como para todas aquellas mujeres con el pecho caído que desean un escote firme y bien definido.

La intervención suele durar una hora y media y se utiliza anestesia general. En algunos casos en los que las mamas, además de caer, han perdido volumen puede ser necesario colocar unas prótesis debajo del tejido mamario o del músculo pectoral.

Por su parte, la reducción mamaria está aconsejada para aliviar las molestias y dolores que pueden causar un exceso de volumen en el pecho. En esta cirugía, se realizan incisiones en forma de ancla alrededor de la areola, se extirpa el exceso de piel, grasa y tejido mamario y se recoloca la areola y el pezón en su nueva posición.

"Los resultados de esta técnica son muy satisfactorios y sorprendentes, ya que gracias a este tratamiento conseguimos cambiar la vida de la paciente que padecía el exceso de pecho", ha asegurado este especialista.

Por último, el doctor ha hecho referencia a las mamas tuberosas que es un tipo de pecho que ha sufrido una falta en el desarrollo del polo inferior de la mama, lo que ocasiona una forma de cono o tubo de la misma. Asimismo, otra de las características que suele acompañar a este tipo de mamas es una areola grande por la cual la mama tiende a herniarse.

Esta intervención se realiza bajo anestesia general y suele durar una hora y media. Para ello, el doctor dará forma a la mama recolocando los tejidos y generalmente a través de una incisión alrededor de la areola. Tras la intervención, se puede volver al trabajo en pocos días. Las mamas estarán más sensibles de lo normal durante este período, por lo que se aconseja no realizar ejercicio físico.