31 de octubre de 2014

Nueva vía en la prevención para el fotoenvejecimiento en piel

Presenta el primer estudio que demuestra los efectos beneficiosos de la astaxantina en el fotoenvejecimiento y la fotocarcinogenesis

Nueva vía en la prevención para el fotoenvejecimiento en piel
ORIOLSALVADOR/FLICKR

   MURCIA, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La doctora murciana Virtudes Ruiz Sánchez ha demostrado, en un estudio experimental elaborado en el programa de investigación para su tesis doctoral, que la astaxantina, un antioxidante de origen natural, retrasa los efectos adversos del fotoenvejecimiento y la agresividad de los cánceres de piel producidos por la Radiación Ultravioleta tipo A (RUVA).

   Durante mucho tiempo se ha creído responsable de todas las alteraciones graves de la piel a la RUVB, sin embargo actualmente se sabe que la RUVA, considerada durante mucho tiempo como poco lesiva y base de lo que llamamos cabinas de rayos UVA, es la que penetra más profundamente en las capas de la piel y también es responsable del fotoenvejecimiento, la fotosensibilidad y la inmunosupresión, pudiendo producir cánceres de piel de igual forma que las RUVB, y en mayor cantidad por su uso excesivo debido a la moda del bronceado.

   La doctora Ruiz ha afirmado su motivación por confirmar los beneficios de la astaxantina, recordando que la preocupación por el prematuro deterioro de la piel de muchos de los pacientes de su consulta de medicina estética le llevó a emprender este estudio, y finalmente se convirtió en el eje de su tesis doctoral. "Si las personas no desean dejar de tomar el sol, conviene ofrecerles un producto preventivo eficaz frente a los efectos adversos que tiene", destaca.

   En el estudio experimental, realizado en una muestra amplia de ratones SKH1 separados en dos grupos, se aplicó RUVA al Grupo 1 (grupo control) de 30 ratones, y se aplicó el mismo protocolo de rayos RUVA  al Grupo2, al que además de RUVA se le administró astaxantina de forma oral.

   Los resultados tras 40 semanas de estudio, aplicando 113 sesiones de RUV de una hora/sesión, y posteriores estudios anatomopatologicos e inmunohistoquimicos "no dejan lugar a dudas: La RUVA fue responsable del fotoenvejecimiento y la producción de cánceres de piel en todos los animales del grupo control".

   Por su parte, a los que se les administró la astaxantina de forma oral, 0,05 miligramos por animal y día, experimentaron un retraso muy significativo en la presentación de lesiones con respecto al grupo control, además de una disminución de la agresividad, el  número y el tamaño de los tumores, que apenas se manifestaron en el grupo con pauta oral de astaxantina.

   Solo un 6,5 por ciento de ratones del Grupo 2 presentaron tumores, al finalizar el experimento mientras que en el grupo control, el 100 por ciento  habían desarrollado lesiones cancerosas al final del mismo.

¿QUÉ ES LA AXANTINA?

   La astaxantina es un antioxidante natural de la familia de los carotenoides, como la vitamina C, pero es 10 veces más potente que ésta en la captación de radicales libres. Se obtiene de pescados de carne rosa como el salmón, los crustáceos, krill, cangrejos y truchas, entre otros productos.

   Es una sustancia natural, no toxica, que está comercializada como nutraceutico y que tiene probados efectos beneficiosos como antioxidante en diferentes aspectos del envejecimiento, como el cardiocirculatorio, o la protección frente a la diabetes, entre otros.

   El trabajo de la doctora Ruiz Sánchez constituye el primer estudio que demuestra los efectos beneficiosos de la astaxantina frente al fotoenvejecimiento y la fotocarcinogénesis mediante estudios clínicos, anatomopatológicos, inmunohistoquímicos y estadísticos. El trabajo le ha supuesto la obtención de la calificación 'Cum laude' en su doctorado a la doctora por su aportación en un ámbito que destaca por su avance.

   Clínicamente, a partir de los 30 años las personas comienzan a percibir los signos de fotoenvejecimiento en la piel. Hoy, más del 60 por ciento de las personas mayores de 50 años sufren algún tipo de dermatosis solar que requiere tratamiento médico. El trabajo de la doctora Virtudes Ruiz abre una importante vía de investigación en el tratamiento del fotoenvejecimiento y las lesiones de piel provocadas por las RUV.

   Ruiz Sánchez destaca que "la astaxantina puede convertirse en un producto significativo para la protección de la piel frente a la radiación solar y artificial en los próximos meses".