¿Por qué no recordarmos los sueños? Es importante hacerlo y te enseñamos cómo conseguirlo

¿Por qué no recordarmos los sueños? Es importante hacerlo y te enseñamos cómo conseguirlo
28 de octubre de 2018 GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / XIJIAN

MADRID, 28 Oct. (EDIZIONES) -

Los sueños, si nos acordamos de ellos, muchas veces nos parecen raros o sorprenden. Hablan de nuestro subconsciente, nos dan respuestas a cosas que nos preocupan, mensajes sobre la salud, advertencias sobre distintas facetas de la vida. Sin embargo, cada mañana al despertarnos no siempre nos acordamos de los sueños, pero si lo hiciéramos podríamos aplicar esa información a nuestra vida diaria.

Así lo defiende la psicóloga clínica, psicoterapeuta y analista de sueños Doris E.Cohen en 'Soñar con los dos lados del cerebro' (Editorial Urano), "un manual de instrucciones para trabajar con los sueños de manera provechosa, práctica y sencilla".

"No sólo todos soñamos, sino que lo hacemos constantemente. Las investigaciones han revelado que soñamos de 5 a 8 veces cada noche. Sin embargo, no siempre nos acordamos de lo que soñamos. Los sueños son imágenes y sensaciones, son historias e inspiraciones", agrega.

Aunque los sueños, a veces, puedan tener algunos aspectos de 'collage' aleatorio o profético, la inmensa mayoría de nuestros sueños se componen de información que ya tenemos en nuestro inconsciente individual, añade la psicóloga clínica. Están formados por símbolos que debemos saber y aprender a interpretar porque pueden aportarnos claves para el desarrollo de nuestra vida diaria.

Según indica Cohen, el hemisferio izquierdo del cerebro representa el mundo consciente. Los sueños, sin embargo, son principalmente funciones del hemisferio derecho. Es el que regula nuestra vida durmiente, nuestro mundo inconsciente e intuitivo. Así que cuando despertamos abandonamos el mundo inconsciente del lado derecho del cerebro y cruzamos al mundo consciente del lado izquierdo.

La especialista en interpretación de sueños defiende también que todos tenemos la facultad de recordar más de nuestros sueños, de entenderlos mejor y de aplicar todo lo que hemos aprendido de ellos en nuestra vida cotidiana. "La práctica o repetición del proceso no sólo te servirán para ampliar tu nivel de conocimiento del lenguaje de los símbolos y de lo inconsciente, sino que con perseverancia alcanzarás la fluidez", mantiene.

La psicoanalista señala así que su propia experiencia corrobora hasta qué extremo la práctica y la repetición sirven para profundizar en la comprensión de los sueños y en el inconsciente de cada uno. "Yo solía recordar unos 3 sueños al año, de los casi 2.000 o 3.000 que todos acostumbramos a tener anualmente. Hace muchos años me integré en un grupo de estudio formado por personas interesadas en el tema y todos describíamos nuestros sueños para el coloquio. Así fue cómo aprendí a recordar mis sueños y a interpretarlos de formas útiles y que se pudieran aplicar directamente en la vida cotidiana", sostiene.

Es más, dice que con la práctica y en un periodo de tiempo relativamente corto, no más de 3 semanas, aprendió a recordar al menos 3 sueños a la semana. "A base de repetir y de práctica pasé de recordar tres sueños al año a más de 150", agrega.

A su juicio, la única razón por la que la mayor parte de las personas no recuerdan y analizan habitualmente sus sueños es porque nadie les hace hincapié en la importancia de recordarlos. "Nos sumimos totalmente en el lado izquierdo de nuestro cerebro sin habernos dado la oportunidad de hacer una pausa, cruzar el puente entre los mundos consciente e inconsciente y reflexionar sobre lo que hemos experimentado y lo que podemos aprender de ello", añade.

PASOS PARA RECORDAR LOS SUEÑOS

Cohen enumera así los 7 pasos "sencillos y fáciles" de aplicar para facilitar su inclusión en la rutina cotidiana sin que se conviertan en una carga:

1.- Recuerda y anota los sueños

2.- Ponles título

3.- Lee o repite tu sueño en voz alta, hablando lentamente.

4.- Reflexiona sobre qué es lo más importante en tu vida en estos momentos.

5.- Describe los objetos, los personajes o las cualidades de tu sueño, como si estuvieras hablando con un marciano.

6.- Resume el mensaje de tu sueño.

7.- Aprovecha los consejos que te está ofreciendo.

"Tus sueños son valiosos porque contienen información de tu inconsciente que te incumbe directamente. Una vez hayas conseguido recordar un sueño podrás aplicar unas sencillas herramientas para empezar a encontrarle sentido. Te servirá para lograr un conocimiento más claro de tu vida inconsciente, y a su vez, te ayudará a entender mejor tu vida en el mundo", sentencia la psicóloga clínica.

Contador