3 de septiembre de 2019

Mitos sobre las operaciones de pecho: ¿se pierde sensibilidad?, ¿hay que cambiar los implantes?

Mitos sobre las operaciones de pecho: ¿se pierde sensibilidad?, ¿hay que cambiar los implantes?
Close up of perfect lady`s chest with bronze skin in white singlet on light blue backgroundGETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / DEAGREEZ - ARCHIVO

MADRID, 3 Sep. (EDIZIONES) -

Aumento, reducción, elevación... Las operaciones estéticas que pueden realizarse en las mamas son variadas y muy frecuentes. Pero lo integradas que están en la sociedad y la frecuencia con la que se realizan no impiden que circulen ciertos mitos acerca de las mismas.

Uno de los más difundidos es que la sensibilidad de las mamas se ve afectada tras una operación de estas características. La vocal de Comunicación y Redes Sociales de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), la doctora en Medicina y Cirugía Carmen Iglesias, se encarga de derribarlo en una entrevista con Infosalus.

"La sensibilidad de la mama viene dada por nervios intercostales que llegan a ella tanto por su parte lateral como medial. Estos nervios entran en la glándula por su parte posterior", explica la también jefe de Sección de Cirugía Plástica en el Servicio de Cirugía Plástica y Quemados del Hospital Universitario La Paz (Madrid).

Tras una operación de aumento de pecho, en cuanto a la sensibilidad, "en general, la parte inferior de la mama es la que se ve más afectada, porque es la zona que más se despega y estira para colocar la prótesis", confirma la miembro de SECPRE, pero el desorden no es permanente. "Esta alteración de la sensibilidad se recuperará de forma progresiva en los meses siguientes a la cirugía", llama a la calma la experta.

El miedo a la pérdida de sensibilidad también afecta al pezón. En este caso, es "el cuarto nervio intercostal es el que da la sensibilidad al pezón", expone la doctora Iglesias. Pero, "si no se lesiona el cuarto nervio intercostal, la sensibilidad se recuperará progresivamente porque es secundaria al estiramiento de los tejidos", especifica la experta, que, no obstante, avisa de que "si este nervio se lesionara, las alteraciones podrían ser permanentes".

En este sentido, es la técnica de abordaje de la operación la que influirá en el riesgo de alteraciones de la sensibilidad. "La técnica de abordaje influye en el riesgo de alteraciones sensitivas", indica la experta, que precisa que "la vía por el surco submamario es la que menos problemas sensitivos tiene". "En el proceso de recuperación de la sensibilidad puede haber un momento en el que se puede tener una sensibilidad mayor de lo normal", agrega la doctora Iglesias.

Por su parte, en el caso de una operación de reducción de pecho "es más probable que se altere la sensibilidad", afirma la experta, pero, una vez más, "ello depende de la técnica que se debe realizar para conseguir el tamaño decidido". "Cada técnica tiene un riesgo relativo distinto", insiste la doctora Iglesias.

La jefe de Sección de Cirugía Plástica en el Servicio de Cirugía Plástica y Quemados de La Paz descarta, sin embargo, que el miedo a la pérdida de sensibilidad tras una operación en el pecho sea uno de los motivos por los que una persona puede decidir no operarse. "No, esta es una información que se les da a las pacientes de manera rutinaria y que firman en el consentimiento informado", dice la miembro de SECPRE.

¿HAY QUE CAMBIARLOS?

Existen otros mitos que rodean a las operaciones estéticas de pecho, en este caso de aumento, que la doctora Iglesias desmonta. En primer lugar, alude a la creencia instaurada de que los implantes mamarios hay que cambiarlos cada cierto tiempo, usualmente cada diez años.

"Los implantes se recambian cuando existen problemas en los mismos que lo justifiquen o cuando la paciente desea un cambio en la forma o posición de las mamas", asegura la experta. Además, la doctora Iglesias recuerda que "los implantes mamarios deben revisarse con regularidad mediante la exploración clínica y pruebas de imagen".

Por último, la miembro de SECPRE llama la atención sobre que un aumento de pecho no es "una intervención sencilla" y "debe ser realizada por profesionales debidamente formados". "Es muy importante asegurarse de que la va a realizar un cirujano titulado en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora y en un hospital debidamente acreditado", concluye la experta.

Contador

Lo más leído