31 de julio de 2015

La mayoría de los casos de melanoma en jóvenes tienen lugar entre los 15 y los 19 años

La mayoría de los casos de melanoma en jóvenes tienen lugar entre los 15 y los 19 años
FLICKR/DANIEL LOBO

MADRID, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

El 85 por ciento de los casos de melanoma por debajo de los 20 años se concentran en la franja de edad entre los 15 y los 19 años, tal y como ha explicado la dermatóloga del Hospital La Milagrosa, la doctora Cristina Núñez.

La exposición solar es el principal factor en la aparición del melanoma, y el riesgo de que se desarrolle se incrementa con el tiempo. En el caso de los niños menores de 2 años, la piel presenta una serie de rasgos anatómicos y funcionales que la hacen más susceptible a los daños de la radiación UV que la de los adultos. La piel de los menores, además, "tiene memoria y los daños ocasionados en pieles inmaduras pueden generar futuros trastornos cutáneos", ha explicado Núñez.

La doctora Núñez ha recomendado utilizar fotoprotectores de amplio espectro para los niños, que sean mínimamente irritantes, con escaso o nulo potencial de sensibilización y que no se absorban. Es importante que las cremas de protección sean duraderas y resistentes al agua y al ejercicio, para evitar que pierdan su efecto.

La protección frente a la exposición solar es fundamental, pero debe extremarse en el caso de personas con fototipos claros, portadoras de numerosos nevosmelanocíticos, con antecedentes personales de cáncer cutáneo, que trabajen o hagan deporte al aire libre, aquellos que residan en zonas más próximas al ecuador, donde la radiación UV tiene una mayor intensidad, o que visiten la montaña en época de nieve o la playa durante el verano. Es aconsejable que todas estas personas utilicen un Factor de Protección Solar superior a 30.

QUÉ HACER ANTE UNA QUEMADURA SOLAR

La educación sobre protección solar es muy importante, pero también se debe conocer cómo actuar ante una quemadura solar. La doctora Núñez ha explicado que lo primero que se debe hacer es aplicar compresas de agua fría en la zona y no utilizar hielo o sustancias irritantes como el alcohol.

Después, lo más recomendable es aplicar cremas hidratantes sin productos irritantes y corticoides tópicos en capa fina, como la hidrocortisona o metilprednisolona. El dolor se puede tratar con medicamentos de tipo ibuprofeno, y Núñez también ha aconsejado consumir abundantes líquidos. En caso de que aparezcan ampollas o se presente afectación del estado general, se debe acudir al dermatólogo para que valore la situación y aplique el tratamiento correspondiente.