¿Es irreversible la papada? ¿Son válidos los ejercicios?

¿Es irreversible la papada? ¿Son válidos los ejercicios?
2 de noviembre de 2018 GETTY IMAGES / JUAN MONINO

MADRID, 2 Nov. (EDIZIONES) -

Cuando cogemos unos kilos de más o con el paso de los años puede aparecer la antiestética papada o doble mentón, un problema que preocupa sobre todo a las mujeres, pero que cada vez más es motivo de consulta de los hombres. Desde muchos ámbitos, en especial desde varios foros en Internet, se ofrecen una serie de ejercicios que nos prometen su desaparición. ¿Hasta qué punto son válidos? ¿Qué podemos hacer con cuando aparece? ¿Es irreversible?

En una entrevista con Infosalus, la doctora Ainhoa Placer, especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora y vocal de Comunicación y Redes Sociales de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE ) reconoce que ese acúmulo de grasa en el cuello normalmente está asociado al sobrepeso de la persona, aunque admite que existen ocasiones en las que personas con normopeso también pueden presentar esa papada o acúmulo de grasa.

Sobre quién tiene mayor predisposición a padecerla, la experta de la SECPRE sostiene que "por supuesto" las personas con sobrepeso u obesidad, y también las que tienen poco mentón o retrognatia.

Eso sí, la especialista en medicina estética y reparadora advierte de que el segundo mentón o papada no se puede reducir con ejercicios. "Lo primero de todo es estar en normopeso con una dieta saludable y con ejercicio habitual. Si aún así persiste un acumulo localizado, éste puede eliminarse definitivamente en una sesión mediante una liposucción, o en varias sesiones mediante inyecciones de un producto lipolítico específico para ello", indica, a la vez que precisa que sólo está indicado en casos en los que no haya flacidez, porque sino puede empeorar.

En este sentido, la SECPRE señala que cada vez son más los hombres que recurren a la cirugía estética, siendo la sobrealimentación, unida a componentes hereditarios, los causantes de esa acumulación de grasa bajo el mentón.

Según establece la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), un 15% de tratamientos estéticos tendrían como protagonistas a los hombres, siendo los hombres de entre 40 y 55 años los que empiezan a preocuparse por los signos del envejecimiento. En concreto, cita que los motivos por los cuales los hombres acuden a la consulta son diversos: desde reducir grasa en la zona abdominal hasta eliminar las bolsas, pasando por mejorar el aspecto del pecho con implantes, hasta la reducción de la papada.

De hecho, destaca que los tratamientos preferidos por ellos son los que no requieren de intervención quirúrgica y que, sin embargo, ofrezcan resultados muy positivos. Es decir, habitualmente, ellos buscan procedimientos estéticos menos agresivos, opciones menos invasivas y menos dolorosos pero que den resultados. En cuanto al rostro, dice que los hombres piden mucho eliminar las bolsas de los ojos, reducir la papada y mejorar otros aspectos como la forma de las orejas y de la nariz.

Desde el Grupo de Dermatología Pedro Jaén sostienen que existe una percepción "equivocada" de que la papada sólo aparece, tanto en hombres como en mujeres, relacionada con el sobrepeso, cuando en realidad puede ocurrir a cualquier persona, a cualquier edad y puede estar relacionada con el envejecimiento, la genética o el aumento de peso y a menudo es resistente a dietas o ejercicio.

Hasta ahora, las posibilidades de tratamiento de la papada se limitaban a opciones quirúrgicas como la liposucción y apuntan también a tratamientos no quirúrgicos con eficacia demostrada para la reducción de la grasa de esta zona, tratamientos inyectables como la Belkyra, capaz de disolver la grasa bajo la barbilla y reducir la flacidez de la zona, por ejemplo.

Contador