17 de febrero de 2016

Investigan el uso de prebióticos para reducir los casos de obesidad y diabetes

CASTELLÓN, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un estudio realizado por la Universidad Internacional de Valencia (VIU) defiende el potencial efecto beneficioso de los prebióticos en la reducción de la "severidad" de pandemias como la Obesidad y la Diabetes y propone el desarrollo de estrategias de intervención nutricional que se apoyen en el uso de prebióticos para disminuir el índice de disfunciones hepáticas, gracias a sus efectos sobre la microbiota o flora intestinal.

Así se desprende del trabajo realizado por el doctor José Moisés Laparra Llopis, director del Máster de Nutrición y Actividad Física de la VIU, en el que recopila y analiza las evidencias científicas que ponen de manifiesto la "estrecha" relación de la microbiota intestinal con las grandes pandemias del siglo XXI derivadas de una deficiencia hepática como son la obesidad, la Diabetes Tipo 2, así como otras manifestaciones fisiopatologías englobadas bajo el síndrome metabólico -complicaciones cardiovasculares, ateroesclerosis o isquemia miocárdica/infarto-.

Según ha indicado la VIU en un comunicado, la microbiota regula la eficiencia del gasto energético y la utilización de nutrientes y favorece la producción de ácidos grasos de cadena corta, indispensables para el buen funcionamiento del organismo, al tiempo que pueden afectar a la resistencia a la insulina y procesos de acumulación de grasa.

Así, el trabajo añade que la flora intestinal es "fácilmente modificable" con la ingesta de prebióticos que "estimulan la actividad de las bacterias intestinales beneficiosas y necesarias".

En esta línea, destaca que una dieta grasa, por sí misma, resulta insuficiente para inducir obesidad y, sin embargo, los desequilibrios en la composición de la microbiota juegan un papel "muy importante", según los estudios realizados en animales.

Así, el trabajo avala el "potencial efecto beneficioso de la inclusión de los prebióticos reduciendo la severidad de las manifestaciones patológicas de la disfunción hepática". Tanto es así, que la administración de prebióticos puede favorecer cambios en la expresión hepática de genes implicados en la lipogénesis o el colesterol.

CAMBIOS

De hecho, se han descrito cambios "rápidos" en la composición de la microbiota como respuesta a la ingesta de dietas con alto contenido en azúcares libres y grasas.

En esta línea, añade que la suplementación dietética de microorganismos prebióticos se ha revelado como "eficaz" en la mejora de la reducción de los índices de resistencia a la insulina, previniendo además la inflamación del tejido adiposo.

Tanto es así que, según explica, numerosos estudios asocian la obesidad a un descenso en la diversidad bacteriana, al tiempo que destaca que la suplementación dietética de las cepas Lactobacillus Rhamnosus y Lactobacillus sakei NR28 puede contribuir a una reducción significativa de la masa de grasa epididimal.

Asimismo, el informe pone de manifiesto los efectos beneficiosos del Bifidobacterium y Bacteroides en la reducción de la adipogénesis y los procesos inflamatorios del tejido adiposo e hígado.

Por último, el informe pone el acento en el aumento del índice de deficiencias hepáticas en las diferentes culturas y, al respecto, señala que el 30 por ciento de la población estaría afectada por algún tipo de disfunción hepática como obesidad, Diabetes Tipo 2, hiperglucemia, hipertensión o complicaciones cardiovasculares, según los diferentes grados, medidos por ultrasonidos y resonancias magnéticas.

Para leer más