11 de noviembre de 2019

Guía sobre la hiperhidrosis: ¿Qué es? ¿Qué la causa? ¿Tiene tratamiento?

Guía sobre la hiperhidrosis: ¿Qué es? ¿Qué la causa? ¿Tiene tratamiento?
Sudar, sudoración, hiperhidrosis. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / SRDJAN PAVLOVIC

MADRID, 11 Nov. (EDIZIONES) -

Existen diversas patologías que, aunque puedan parecer poco graves o que no suponen un peligro de muerte, sí impactan en otros ámbitos de la esfera vital de una persona y causan diversos problemas emocionales. Una de ellas es la hiperhidrosis.

El dermatólogo del Hospital Vithas San José (Vitoria) el doctor Daniel Berridi Taberna detalla en una entrevista con Infosalus que la hiperhidrosis consiste en "la sudoración excesiva que el organismo produce como consecuencia del calor y otros estímulos" y, en efecto, según algunas encuestas "interfiere en la actividad de la vida diaria" y los que la padecen "deben hacer esfuerzos para ocultar su padecimiento".

Así, "en consecuencia, se deduce que los pacientes con hiperhidrosis tienen más problemas emocionales si se comparan con el resto de la población", agrega el experto, que cifra la frecuencia de la hiperhidrosis en España entre el 2 y el 3 por ciento de la población. Sin embargo, su frecuencia varía según la población. "En otros países, como en China, afecta a alrededor de un 4 por ciento", distingue el doctor Berridi.

Hay dos tipos de hiperhidrdosis definidos según la causa de la patología. "Se distingue entre una hiperhidrosis primaria en la que la causa que la provoca es desconocida", diferencia el dermatólogo del Hospital Vithas San José, y "la hiperhidrosis secundaria, que puede deberse a procesos infecciosos, alteraciones endocrinas o problemas neurológicos, entre otros".

En cuanto a los síntomas, el doctor Berridi precisa que "el síntoma es único y viene bien explicado por el paciente". Es una sudoración "que humedece sus prendas de vestir y los objetos que toca", explica el dermatólogo, que insiste en que, "dependiendo de las áreas afectadas, conduce a disfunciones psicológicas, sociales y profesionales" que llegan a provocar fobia social.

El diagnóstico de la hiperhidrosis también es sencillo, según el experto. "Es fácil con sólo observar a la persona que lo padece", dice el experto, aunque, en algunos casos, "se procede a técnicas como el test de Minor o gavimetría, entre otras".

En concreto, el test de Minor consiste en aplicar tintura de yodo sobre la piel seca de las axilas o de las palmas de las manos y, posteriormente, añadir almidón de maíz sobre la zona que está en contacto con el yodo. Cuando la persona empieza a sudar, almidón, el yodo y el sudor producen un color azul oscuro que permite identificar las zonas con mayor presencia de este último.

TRATAMIENTO

La hiperhidrosis tiene tratamiento, aunque "curarla del todo es complicado", matiza el experto. No obstante, "sí es posible reducir o aminorar la cantidad de sudor excretado", tranquiliza el doctor Berridi.

"El tratamiento varía según el grado de afectación o si de trata de una primaria o secundaria", comienza el dermatólogo. "En los casos de hiperhidrosis localizada en determinadas áreas, la toxina botulínica o la simpatectomía son buenas alternativas", revela el experto.

Por su parte, "en la generalizada, los fármacos anticolinérgicos, antiadrenérgicos o ansiolíticos estarían indicados", concluye el doctor Berridi.