3 de junio de 2015

La exposición solar es la principal causante de cáncer de piel

La exposición solar es la principal causante de cáncer de piel
HGUV

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El principal causante del cáncer de piel, tanto de melanoma como de no melanoma, es la exposición solar sin la protección adecuada, aunque es cierto que la predisposición genética a tener un elevado número de lunares, y los antecedentes familiares son un factor importante a tener en cuenta a la hora de desarrollar cáncer de piel.

   El cáncer de piel es el tipo de tumor más frecuente en España y el que más crece cada año. De hecho, cada año que pasa aumenta aproximadamente un 10 por ciento, lo que supone que desde 2010 el crecimiento ha sido de casi un 40 por ciento. "Lo más alarmante es que en la gran mayoría de los casos se puede prevenir", ha afirmado el director del Instituto de Dermatología Integral, el doctor Miguel Sánchez Viera.

¿CÓMO PREVENIR EL CÁNCER DE PIEL?

   La protección ante los rayos solares (ultravioletas A y B e infrarrojos) es fundamental para prevenir la aparición de un cáncer de piel en un futuro. Sobre todo, hay que tener especial cuidado con los bebés y los niños, ya que tienen la piel más fina y menos melanina. Sin embargo, no hay que olvidarse de los adolescentes, los pacientes a los que menos afectan las campañas de prevención y sensibilización, ya que hasta los 18 años se recibe hasta el 80 por ciento de la radiación solar que se soporta durante toda la vida.

   Sin embargo, la exposición al sol también es la principal responsable del envejecimiento prematuro de la piel, ya que los rayos ultravioletas provocan la aparición de radicales libres, responsables de la oxidación celular y de la aceleración del proceso de envejecimiento de la piel, lo que conlleva a la aparición de arrugas y manchas que quitan a la piel uniformidad y luminosidad, deshidratación y brotes de acné.

   En este sentido, el doctor Sánchez Viera, ha señalado que "los dermatólogos queremos desterrar la idea de que sobreexponerse al sol y estar muy moreno es sinónimo de belleza".

   En este sentido, el experto ha recomendado no exponer al sol a los menores de 3 años; no tomar el sol en las horas centrales del día; utilizar cremas con SFP 50 antes de la exposición al sol y renovarlas con asiduidad; evitar las sesiones de rayos UVA y utilizar prendas, sombreros o gorras y gafas de sol homologadas para prevenir el cáncer de piel.

REGLA DEL ABCDE Y VISITA PERIÓDICA AL DERMATÓLOGO

   El ABCDE de los lunares es una regla nemotécnica internacional que permite a los dermatólogos de forma sencilla saber qué tipo de cosas tienen que tener en cuenta a la hora explorar y analizar los lunares que se tienen en nuestro cuerpo.

   La 'A' se corresponde a la asimetría del lunar; la 'B' con los bordes irregulares; la 'C' con los cambios de color de estos; la 'D' con el diámetro mayor a 0,6 centímetros, y la 'E' con la evolución del lunar, es decir, con el cambio de tamaño, forma o color en poco tiempo.

   Por ello, el experto ha querido recalcar que cualquiera de estas alteraciones en los lunares previos o la aparición de lesiones en forma de herida o granito que no curan, sangran o pican, debe ser un motivo obligado de consulta con el dermatólogo.

   "Si los pacientes tomaran las medidas preventivas necesarias, acudieran periódicamente al especialista para una revisión y, en caso de existir un cáncer de piel, se detectara precozmente, podríamos evitar las muertes por cáncer de piel. En la actualidad esto no es posible, pero sí conseguimos tasas de curación por encima del 95 por ciento", ha concluido el doctor Miguel Sánchez Viera.