11 de junio de 2014

España se sitúa en primera línea en la investigación y desarrollo de las técnicas para el trasplante de cara

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

   España se sitúa en primera línea en la investigación y el desarrollo de las técnicas para el trasplante de cara, destinado, principalmente, a pacientes con secuelas traumáticas u oncológicas en el rostro, según han asegurado diversos expertos con motivo de la celebración del 49 Congreso de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), que coincide con el 44 Congreso de la Sociedad Portuguesa de Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética.

   Se trata de unas técnicas que cuentan con una amplia complejidad ya que se inician desde el mismo momento de la elección de los candidatos al trasplante, en el cual participan psicólogos y psiquiatras, cirujanos plásticos y especialistas de las unidades de trasplantes, momento al que sigue, por supuesto, la espera del donante adecuado. Además, la complejidad continúa tras el trasplante porque el paciente suele ser objeto de unas diez intervenciones más, denominadas 'de refinamiento', con finalidad principalmente estética.

   "Se considera trasplante de cara cuando afecta a más de dos tercios de su superficie. Las técnicas han evolucionado para tratar no sólo las partes blandas del rostro con injertos de piel y músculo, sino también estructuras óseas. Igualmente, se está avanzando en los tratamientos inmunológicos que los receptores del trasplante deben seguir de por vida a fin de minimizar su rechazo hacia el tejido procedente de otro organismo. De todos los órganos y tejidos, la piel es, de hecho, el que genera el mayor rechazo por parte del sistema inmunológico", ha comentado el presidente de SECPRE, Miguel Chamosa.

   Asimismo, la cirugía facial infantil está destinada especialmente para malformaciones congénitas o para la corrección de cirugías practicadas a los niños para extirpar algún tumor. Las técnicas anestésicas para dormir a pacientes con pesos tan reducidos son las que han permitido avanzar en este ámbito.

CIRUGÍA ESTÉTICA DE LA CARA

   Respecto a la vertiente estética de la cirugía de la cara, los expertos reunidos han recordado que se están produciendo importantes avances como, por ejemplo, el logrado por el estadounidense Timothy Marten, quien ha revolucionado las intervenciones de rejuvenecimiento facial combinando las técnicas tradicionales del 'lifting' con técnicas de reposicionamiento de volúmenes, tras constatar que la pérdida de estos es la verdadera responsable de la flacidez de los tejidos y el consiguiente aspecto envejecido.

   Así, junto a la intervención propia del lifting, otros expertos extraen, mediante miniliposucciones, entre 100 y 200 centímetros cúbicos de grasa de otras partes del cuerpo del paciente, como el abdomen y los flancos, la filtran para purificarla y practican pequeñas infiltraciones con ella en zonas como los pómulos, la línea mandibular o los sur-cos nasogenianos.

   Un caso a la inversa es el de los implantes de glúteos, bíceps, gemelos y pectorales, que se practican en cirugía estética masculina y sobre los que también se van a celebrar mesas redondas en el Congreso. Las técnicas para estos implantes proceden de los avances en cirugía reparadora, como, por ejemplo, la que se aplica en los casos de síndrome de Poland, que padecen los varones nacidos sin pectorales mayores, o la que se utilizaba antiguamente para implantar prótesis gemelares en pacientes con secuelas de la polio.

   Por otra parte, la reconstrucción mamaria tras un cáncer de mama es otro de los temas que se van a abordar durante el encuentro. En este sentido, los expertos han informado de que las técnicas microquirúrgicas utilizadas en este tipo de intervenciones han evolucionado tanto que se aplican ya en otras muchas, como la reconstrucción de extremidades superiores e inferiores tras una amputación.

   "La inmensa mayoría de las unidades de cirugía plástica de los hospitales cuentan con unidades microquirúrgicas muy avanzadas. Hasta hace unos 15 años, en intervenciones como la reconstrucción de extremidades superiores e inferiores, las técnicas consistían en aproximar partes limítrofes de las zonas afectadas. Ahora somos capaces de trasplantar en ellas tejidos procedentes de otras partes del cuerpo o de otros organismos, uniendo arterias y venas. Y no es ciencia-ficción plantearse la posibilidad de crear bancos de extremidades en el futuro", ha señalado el doctor Manuel Sánchez Nebreda.

HACIA LA RECONSTRUCCIÓN MAMARIA INMEDIATA

   Por otra parte, durante la jornada, la sociedad va a insistir en la necesidad de que las mujeres sometidas a una mastectomía sean intervenidas en el mismo acto quirúrgico con el fin de que se reconstruya la mama o las mamas extirpadas. "De esta forma, la reconstrucción resulta menos agresiva desde el punto de vista quirúrgico y se produce un evidente beneficio psicológico y de autoestima en las pacientes, ya que no se ven en ningún momento sin la mama o mama extirpadas, lo que contribuye enormemente a su recuperación y posterior seguimiento", ha recalcado la secretaria general de SECPRE, Marta García Redondo.

   Y es que, en España se diagnostican anualmente unos 16.000 casos de cáncer de mama, de los que el 65 por ciento (10.400 mujeres) acaban en una mastectomía. Sin embargo, sólo el 30 por ciento de estas mujeres, unas 3.100, son operadas para la reconstrucción mamaria y, de ellas, únicamente el 40 por ciento de forma inmediata (1.240 mujeres).

   El primer motivo de este limitado recurso a la reconstrucción inmediata es la desinformación de las pacientes ya que, según las estimaciones de la SECPRE, sólo el 60 por ciento de las españolas mastectomizadas son informadas sobre la opción de la reconstrucción, pese a que ésta se encuentra incluida mayoritariamente en los protocolos de actuación de los hospitales para el tratamiento del cáncer de mama.

   En segundo lugar, tal y como han aseverado los expertos, están las listas de espera, presentes, sobre todo, en aquellos casos en los que la reconstrucción mamaria es diferida y no inmediata tras la mastectomía. Por último, hay pacientes que, principalmente por su avanzada edad, toman la decisión de no proceder a la reconstrucción o su equipo médico desestima ésta por tratarse de un cáncer avanzado o conllevar su tratamiento algún coadyuvante, como la quimioterapia o la radioterapia.

   Para revertir esta situación, SECPRE ha propuesto la creación de una vía clínica de cáncer de mama que unifique los protocolos de actuación sobre esta enfermedad en todos los hospitales y comunidades autónomas, que incorpore al cirujano plástico a las unidades de cáncer de mama y que establezca claramente la inmediatez de la reconstrucción mamaria tras la mastectomía.

   Además, ha recordado los derechos de las mujeres con antecedentes familiares de cáncer de mama a solicitar un estudio genético para detectar posibles mutaciones de los genes de riesgo BRCA1 y BRCA2, a recibir un tratamiento adecuado que incluya controles periódicos y, en los casos en los que sea oportuno, a ser sometidas a una mastectomía profiláctica con reconstrucción inmediata.