5 de febrero de 2019

¿Eres candidato para un lifting facial?

¿Eres candidato para un lifting facial?
GETTY/PYOTR021 - ARCHIVO

MADRID, 5 Feb. (EDIZIONES) -

La época del año en la que más operaciones de estética se realizan va desde noviembre hasta el mes de enero, y aunque parezca mentira, especialmente en la época de Navidad. En concreto, el lifting de cara, también llamado 'estiramiento facial' o 'ritidectomía facial', es una de las intervenciones de cirugía plástica más conocidas. ¿Todo el mundo puede someterse a una operación de estas características?

En una entrevista con Infosalus, la vocal de comunicación y redes sociales de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), la doctora Ainhoa Placer, indica que los candidatos a un lifting facial son aquellas personas que tienen flacidez facial moderada-severa, y que quieren mejorar su aspecto.

"Puede someterse a un lifting toda persona sana, que no padezca ninguna enfermedad importante que contraindique la cirugía, que no tome antiagregantes o anticuagulantes y que no fume", precisa la especialista.

Esta operación es una cirugía estética al 100%, según aclara, y que siempre se realiza por cuestiones estéticas, no responde a ninguna patología. Desde la Sociedad Española de Cirugía Estética (SECE) precisa que de todas las operaciones realizadas tres cuartas partes son a mujeres y una cuarta a hombres.

"La operación consiste en despegar los tejidos de la cara y del cuello, la piel para ser más exactos, y reposicionar (ascender) los tejidos de debajo que se llaman 'SMAS' (Superficial Muscular Aponeurotic System). Después hay que recolocar la piel y eliminar la sobrante sin tensión", remarca la vocal de la SECPRE.

Placer subraya que es una de las más demandas entre las personas de edad más avanzada, ya que es la destinada a tratar el envejecimiento facial que ocurre como consecuencia del fotoenvejecimiento, la reabsorción de la grasa facial y de la estructura ósea de la cara.

"Consiste en el estiramiento de los tejidos con flacidez que se forman como consecuencia del envejecimiento, la exposición al sol, el estrés, determinados hábitos alimenticios, o factores hereditarios, por ejemplo. Normalmente, esta flacidez es más aparente en la pérdida del óvalo facial, ante la aparición de surcos y en la flacidez del cuello", precisan desde la SECPRE.

En concreto, un lifting facial dura entre 4 y 6 horas y suele emplearse anestesia local con sedación y general, puntualiza SECE. Es recomendable un ingreso de uno a dos días, agregan.

Sobre si existe algún riesgo con respecto a esta operación, la doctora Placer indica que, como en cualquier cirugía, sí existen riesgos, aunque estos son mínimos (sangrado, infección, o alteración estética, entre otros). "Lo más importante es ponerse siempre en manos de un especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, que esté certificado", asegura la vocal de SECPRE.

Desde SECE añaden que puede producirse una lesión de los nervios que controlan los músculos de la cara, como el nervio facial o alguna de sus ramas. "Generalmente estas lesiones son temporales pero puede producirse alguna permanente. Infección, hemorragia, hematoma, cicatrización patológica por exceso o por defecto, asimetría o cambio en la línea de implantación capilar.

Sobre los efectos secundarios del lifting facial la sociedad científica señala que pueden generarse inflamación y sensación de acorchamiento y tirantez temporal, así como sequedad de la piel, o alteración de la sensibilidad. En el hombre, añade, puede surgir una necesidad de afeitado permanente por delante de las orejas, que se puede evitar realizando una depilación permanente en esa zona.

En cuanto a la recuperación, la SECE sostiene que puede reintegrarse a sus tareas habituales a los 10-14 días en la mayor parte de los casos, y durante varios meses aconseja no exponerse al sol. Los resultados, según concluye, pueden extenderse de 5 a 10 años o más, aunque todo depende de la edad del paciente.

Contador

Lo más leído