21 de abril de 2014

Eliminar las varices sin puntos y sin dolor

Eliminar las varices sin puntos y sin dolor
GVA

VALENCIA, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

La ablación endovenosa mediante radiofrecuencia de las varices ews una estrategia de abordaje que permite eliminarlas sin puntos, sin dolor posterior y con una rápida recuperación tras la intervención.

Tal y como explica el jefe del Servicio de Cirugía Vascular del Hospital de Manises, el doctor Ignacio Blanes, la ablación endovenosa mediante radiofrecuencia aplicada en el centro consiste en introducir mediante una punción venosa a través de la piel, en la pierna, un catéter de radiofrecuencia que llega hasta la válvula insuficiente responsable del problema, emitiendo una energía controlada que permite resolverlo.

De todos los tratamientos existentes en la actualidad para tratar las denominadas 'varices tronculares', la de Manises es de las menos invasiva y una de las más seguras. "Disminuye la posibilidad de aparición de efectos secundarios propios de este tipo de operaciones como flebitis, hematomas, o infecciones de heridas", ha asegurado el experto.

Toda la técnica se realiza guiada por ecografía, lo que permite gran precisión en la cauterización de la vena, ha añadido el doctor Blanes. Por eso, tras la operación, el paciente, al no utilizarse puntos de sutura, no suele presentar dolor en la extremidad y puede recuperar su vida normal prácticamente a las 24 horas de la intervención.

El centro hospitalario ya ha operado con excelentes resultados mediante esta nueva técnica a más de un centenar de pacientes desde 2013.

Esta técnica se utiliza, en general, en personas con una vena safena insuficiente de al menos 10 centímetros de longitud y 5 milímetros de diámetro. En total, entre el 50 y el 70 por ciento de los pacientes con varices reúnen estas características.

Al ser una técnica pionera, el Hospital de Manises ha recibido a lo largo del año la visita de especialistas de otros centros para conocer de primera mano su realización.

AFECTAN A UNA DE CADA CUATRO MUJERES

Las varices son, más allá de lo estéticamente molesto --una vena ancha y aparatosa que muchas veces afea la pierna--, un problema de salud. De hecho, en términos médicos, la aparición de una variz implica la insuficiencia, por causas de diversa índole, del sistema valvular encargado del retorno de la sangre de las extremidades inferiores.

Asimismo, puede llegar a provocar complicaciones a nivel local como úlceras, varicoflebitis y hemorragias espontáneas (varicorragias). A la hora de diagnosticar y tratar este problema, es esencial ponerse en manos de especialistas y conocer y contrastar cualquier técnica que se aplique sobre la variz. En la actualidad, aproximadamente, una de cada cuatro mujeres y uno de cada seis hombres las padecen.