30 de agosto de 2014

10 claves para cuidar la piel después del verano

10 claves para cuidar la piel después del verano
GETTY

MADRID, 30 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Los meses de verano son especialmente atractivos para estar en la calle y realizar actividades al aire libre y por consiguiente aumenta la exposición solar que supone un auténtico castigo para la piel, ya que a causa de esto pueden aparecer manchas, deshidratación o pérdida de luminosidad.

   Para combatir los daños de la piel después del verano, la especialista en dermatología médico-quirúrgica y estética del Hospital Nisa Aguas Vivas, la doctora Cristina Corredera, ha elaborado un decálogo para acelerar la reparación de la piel después de la época estival:

10 CONSEJOS PARA LA PIEL

   1. Hábitos de vida saludable. Esto conlleva hacer deporte, llevar una dieta equilibrada, beber 1-2 litros de agua diaria, no fumar, no excederse con el alcohol y dormir bien.

   2. Limpiar el rostro antes de acostarse. En verano es muy normal que las mujeres usen maquillaje ya que el tono de piel es más apagado, sin embargo, no hay que meterse a la cama sin antes haber limpiado bien el rostro.

   3. Tónico facial por la mañana y por la noche. El tónico elimina los restos de impurezas y descamaciones de la piel. Además, esto permite que los cosméticos que se apliquen posteriormente penetren mejor en la piel.

   4. Mascarilla hidratante dos veces a la semana. Esto ayuda a recuperar la sequedad añadida por el sol y por el calor.

   5. ¡Cuidado con las manchas! Si aparecen manchas nuevas o estas cambian hay que acudir al dermatólogo para descartar que sean malignas. En el caso de los léntigos es obligatorio la revisión dermatológica porque ha de usarse una luz especial para descartar que no sean malas.

   Cuando se tiene un melasma, es importante que los cosméticos que se compren tengan principios despigmentantes no irritantes como el ácido kójico, fítico, ferúlico y L-arbutina.

   Además, es el momento idóneo para realizar 'peelings' u otros tratamientos despigmentantes para aclarar las manchas, pero sobretodo es muy importante no descuidar este tipo de lesiones en invierno .

   6. Mesoterapia facial. Si la piel está deshidratada y falta de luminosidad, se pueden obtener grandes resultados con la mesoterapia facial con vitaminas y con ácido hialurónico.

   7. Bioestimulación con factores de crecimiento plaquetario. Para ello se obtiene una muestra de sangre del paciente y se extraen sus propios factores que se aplican en forma de mesoterapia y mascarilla. Este tratamiento está especialmente indicado para hidratar,  revitalizar y disminuir arrugas incipientes.

   8. Botox para las arrugas. Este tratamiento es muy útil si las arrugas de expresión han incrementado en el entrecejo o en la frente, o si han aparecido patas de gallo.

   9. Rellenos con ácido hialurónico. Esto está especialmente indicado cuando las arrugas aparecen en el tercio medio e inferior de la cara.

   10. Hilos tensores para la flacidez. Estos hilos son eficaces y seguros en pacientes bien seleccionados, y como en cualquier tratamiento, en manos de expertas de un especialista.