8 de agosto de 2016

Después del bronceado, ¿'after sun' o crema hidratante?

Después del bronceado, ¿'after sun' o crema hidratante?
PIXABAY

MADRID, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

Para cuidar la piel tras una exposición solar es necesario usar un 'after sun' porque hidrata y tiene propiedades calmantes, antiinflamatorias y regenerativas, así como emplear una crema hidratante después de salir de la ducha, según ha recomendado la dermatóloga del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, María Teresa Truchuelo.

La diferencia es que el 'after sun' aporta agua a la piel, alivia la sensación de quemazón tras tomar el sol, disminuye los mediadores inflamatorios existentes tras una quemadura y regula el recambio de la epidermis. En cambio, la hidratante se centra sólo en la captación de agua, ya sea de los vasos sanguíneos internos o del ambiente y su mantenimiento.

"Los 'after sun' más novedosos pueden incluso frenar o revertir los cambios tóxicos que la radiación ultravioleta produce sobre el ADN", ha comentado la dermatóloga. Además, hay que tener en cuenta que la piel necesita cuidados puntuales en diferentes momentos, ya que por ejemplo, después de broncearse será necesario una hidratación extra para compensar la pérdida de agua.

En este sentido, el 'after sun' también es útil para conseguir un bronceado más duradero, pero sin olvidar que el moreno más saludable es el que se obtiene con autobronceadores o maquillajes, "puesto que con ello se evitará el envejecimiento cutáneo o problemas más serios como el cáncer de piel derivados de la exposición a radiación ultravioleta", ha insistido Truchuelo.

PREVENIR CON EL PROTECTOR SOLAR

Para evitar quemaduras solares es recomendable usar un proyector solar 30 minutos antes de la exposición, reaplicando cada dos horas con una cantidad suficientes. Además, se conseguirán mejores resultados si el fotoprotector es infrarrojo, visible y protege frente a UVA, UVB.

Asimismo, existen fotoprotectores orales que complementan la fotoprotección y que disminuyen los daños moleculares derivados de las quemaduras e incrementan la tolerancia solar, reduciendo la aparición de manchas.

Por último, la especialista ha recordado que si aparecen quemaduras pese a tomar todas estas precauciones, es necesario acudir al médico para ver si es necesario seguir un tratamiento con antiinflamatorios y corticoides tópicos u orales.